Nacional

En medio de la pandemia, trabajadoras del hogar enfrentan condiciones de esclavitud

La fundadora del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar, Marcelina Bautista, pidió crear un programa de seguro de desempleo y un padrón de trabajadoras y de empleadores.

En medio de la pandemia del virus COVID-19, las trabajadoras del hogar no sólo han tenido que enfrentar despidos injustificados, sino incluso hasta la cuarentena obligatoria dentro del hogar en el que laboran, lo que representa una forma de esclavitud moderna, aseveró la fundadora del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar, Marcelina Bautista.

Ante ello, la activista -al participar en una videoconferencia con la senadora de Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado- pidió al gobierno federal y a los gobiernos estatales crear un programa de seguro de desempleo para trabajadoras del hogar, así como establecer un padrón de trabajadoras y de empleadores.

Solicitó, además, a los empleadores continuar con el pago del salario a quienes laboran en sus hogares, que no se les despida y se les inscriba al programa piloto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

"Las trabajadoras del hogar están viviendo condiciones desiguales respecto a la mayoría de la población trabajadora. En el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar hemos recibido distintos tipos de casos que van desde el despido injustificado hasta la cuarentena obligatoria dentro del hogar en el que laboran, lo que representa una forma de esclavitud moderna", aseveró.

La también fundadora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar refirió que durante la pandemia se han documentado casos de sometimiento a jornadas de trabajo más largas y a tareas adicionales, como cuidado de niños, niñas, adultos mayores y personas enfermas sin ser pagadas como tiempo extra.

"En algunos casos no se respeta su día de descanso; en otros, las mujeres se ven envueltas en situaciones de violencia en el trabajo, en cuyos casos es necesario acudir a denunciar", informó.

Respecto a la seguridad social, Bautista refirió que el número de inscripciones es aún muy bajo respecto al universo de las trabajadoras a nivel nacional, lo cual se debe a la resistencia de los empleadoras.

Ante esa situación, exhortó al IMSS a que brinde alternativas para el pago de cuotas, como lo sería la condonación o estímulos fiscales, con la finalidad de aligerar la situación también para quienes contratan.

Reiteró la necesidad de continuar exhortando a la inscripción de las trabajadoras al programa piloto, pues en caso de contagio, contarían no sólo con atención médica, sino con los beneficios de la seguridad social.

La senadora Patricia Mercado, por su parte, hizo un llamado para que el movimiento de mujeres se una en solidaridad con la situación que viven distintas mujeres en sus ámbitos laborales.

"Si tenemos un peso, dividamos ese peso con nuestra trabajadora del hogar", consideró.