En el 35.8% de hogares mexicanos hay al menos una persona que padeció un delito
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

En el 35.8% de hogares mexicanos hay al menos una persona que padeció un delito

COMPARTIR

···
menu-trigger

En el 35.8% de hogares mexicanos hay al menos una persona que padeció un delito

bulletLos datos de la ENSU muestran que en diciembre de 2018, en 15.8% de los hogares, al menos un integrante del hogar sufrió robo o asalto en la calle o en el transporte público.

Felipe Rodea
16/01/2019
Actualización 16/01/2019 - 12:25
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

CIUDAD DE MÉXICO.- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó este miércoles que al concluir el 2018, en 35.8 por ciento de los hogares hubo al menos un integrante que fue víctima de al menos un delito.

Estos delitos fueron desde el robo total o parcial de vehículo, robo en casa habitación, robo o asalto en calle o transporte público (incluye robo en banco o cajero automático), robo en forma distinta a las anteriores, o extorsión.

Al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), el instituto indicó que hasta diciembre de 2018, en 15.8 por ciento de los hogares, al menos un integrante del hogar sufrió robo o asalto en la calle o en el transporte público.

Por otra parte, 13 por ciento de los hogares fue víctima de robo parcial de vehículo, y en 12.4 por ciento de los hogares al menos un integrante del hogar sufrió extorsión.

A nivel nacional, en 35.8 por ciento de los hogares, al menos uno de sus miembros fue víctima de los delitos de robo y/o extorsión. Esta cifra se incrementa en la región oriente de la Ciudad de México y en Ecatepec, al llegar a 54.2 por ciento y 54.1 por ciento, respectivamente.

En contraparte, en Tuxtla Gutiérrez y La Paz, la proporción de hogares con víctimas de robo y/o extorsión fueron las que menos padecieron esos delitos con 14 por ciento y 18.2 por ciento, respectivamente.

Los resultados del vigésimo segundo levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana indican que en diciembre, 73.7 por ciento de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro.

Ello representa un cambio significativo con respecto a diciembre de 2017, en el que esta percepción fue de 75.9 por ciento.

Respecto a las ciudades con mayor porcentaje de personas de 18 años y más que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro fueron: Reynosa, Chilpancingo de los Bravo, Puebla de Zaragoza, Coatzacoalcos, Ecatepec de Morelos y Villahermosa, con 96, 93.8, 93.4, 93.4, 93.4 y 92.3 por ciento, cada uno.

Por el contrario, las áreas urbanas con menor percepción de inseguridad fueron: San Pedro Garza García, Mérida, Saltillo, Puerto Vallarta, Durango y Los Cabos, con 23.1, 28.8, 30.5, 38.7, 39.5 y 42.3 por ciento, respectivamente.

El 83.4 por ciento de la población siente más inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 75.3 por ciento en el transporte público, 70.7 por ciento en el banco y 67.8 por ciento en las calles que habitualmente usa.

Esta percepción de inseguridad obligó a la población a modificar sus hábitos en 2018, cuando un 61.4 por ciento de la gente mayor a 18 años encuestada, aseguró que dejó de “llevar cosas de valor como joyas, dinero o tarjetas de crédito” por temor a sufrir algún delito.

El 56.2 por ciento aseguró que ya no permite que “sus hijos menores salgan de su vivienda”; 53.2 por ciento cambió rutinas en cuanto a “caminar por los alrededores de su vivienda, pasadas las ocho de la noche” y 34.6 por ciento cambió rutinas relacionadas con “visitar parientes o amigos”.

Con respecto al tercer trimestre de 2018, se tiene un descenso estadísticamente de 4.4 respecto a cambio de hábitos como llevar cosas de valor, de 2.6 puntos porcentuales respecto a caminar por los alrededores de su vivienda, de 3.6 puntos porcentuales respecto a visitar parientes y de 4.9 respecto a permitir que menores salgan de su vivienda.

El organismo indicó que la encuesta, realizada la primera quincena de diciembre, reveló que el 73.3 por ciento de la población consideró que vivir en su ciudad es inseguro; esta cifra, detalló, representa un cambio significativo respecto a septiembre de 2018- que fue de 74.9 por ciento- y con respecto a diciembre 2017 con 75.9 por ciento.

Además, esta percepción de inseguridad aún es mayor en el caso de las mujeres con 78 por ciento, mientras que en los hombres fue de 68.6 por ciento.

A su vez, el órgano estadístico reveló que los mexicanos dejaron de ser tan pesimistas sobre el comportamiento de la seguridad pública para el próximo año, ya que solo el 19 por ciento de los encuestados contestó que la situación de la delincuencia en su ciudad empeorará, mientras que el 29.4 por ciento consideró que seguirá igual.

En ambos casos, las cifras captadas por el Inegi se ubicaron como los de ‘menor pesimismo’ desde que se divulgó la primera Encuesta Nacional de Seguridad Pública (ENSU), en 2013.

Con información de Héctor Usla.