Nacional

En 2020 se roban 4 mil barriles diarios de combustible

En 2019 el promedio era de 5 mil barriles y en 2018 fue de 56 mil barriles, cifra histórica. Este tipo de robos deja a la paraestatal pérdidas millonarias.

El robo de hidrocarburos en México no se ha podido erradicar por completo. Y es que en lo que va de 2020 se registra el robo diario de 4 mil barriles diarios (636 mil litros) en promedio, revelan cifras oficiales.

En 2019 el promedio era de 5 mil barriles y en 2018 fue de 56 mil barriles, cifra histórica. Este tipo de robos deja a la paraestatal pérdidas millonarias.

Ayer, la Sedena, Pemex y la Guardia Nacional informaron que el domingo lograron, en Cuautepec de Hinojosa, Hidalgo, el decomiso de 87 mil litros de hidrocarburos robados de una sola toma clandestina en el poliducto Tuxpan-Azcapotzalco.

Destacaron que el hidrocarburo estaba en un campamento habilitado para el robo, lugar donde, además, había tres derivaciones de la toma clandestina, de mil 500 metros aproximadamente.

En el lugar también decomisaron siete vehículos, 30 contenedores con capacidad de 200 litros, 16 contenedores con capacidad de mil litros, dos tanques artesanales con capacidad de 45 mil litros y 3 mil metros de manguera de alta presión.

Ayer, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSCP) confirmó el hallazgo de una fuga en un poliducto de Pemex en la comunidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo. La fuga se registró en una toma clandestina, utilizada para el robo de hidrocarburo, localizada a unos metros del lugar donde el 18 de enero de 2019 se registró una explosión también a causa de una toma clandestina. Ese accidente dejó un saldo de 137 personas fallecidas.

La dependencia federal no detalló si derivado de esta acción se registró el decomiso de alguna cantidad de hidrocarburo robado; sin embargo, la existencia de la toma advierte que era un punto usados cotidianamente por los criminales.

Según el reporte oficial, fue durante la madrugada de ayer cuando se tuvo reporte de una fuga de hidrocarburo debido una toma clandestina, por lo que de inmediato se activaron los protocolos de emergencia y acudieron al lugar elementos de Protección Civil, de las Policías Estatal y Municipal, así como de Pemex, para atender la emergencia y evitar una tragedia.