Embozados se van a la Rectoría y vandalizan
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Embozados se van a la Rectoría y vandalizan

COMPARTIR

···
menu-trigger

Embozados se van a la Rectoría y vandalizan

bulletLos agresores hicieron pintas, rompieron vidrios, lanzaron petardos y cohetones, e incluso, intentaron en más de una ocasión prenderle fuego al edificio que representa un joya cultural de México.

David Saúl Vela
04/02/2020
Encapuchados causan destrozos en Rectoría
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Un grupo de 40 encapuchados irrumpió en una marcha contra la violencia de género en la UNAM para vandalizar, durante más de una hora, el edificio de Rectoría, en Ciudad Universitaria.

Los violentos, quienes iban vestidos de negro, hicieron pintas, rompieron vidrios, lanzaron petardos y cohetones, e incluso, intentaron en más de una ocasión prenderle fuego al edificio que representa un joya cultural de México, entre otras cosas, por los murales en relieve de David Alfaro Siqueiros.

Minutos antes de las 15:00, un grupo de jóvenes comenzó a concentrarse en el parque de la Bombilla, en Insurgentes Sur para marchar “pacíficamente” hacia Rectoría.

La movilización había sido convocada por quienes mantienen, desde hace 84 días, un paro estudiantil en la Preparatoria 9 y asistieron también jóvenes que dijeron ser de las prepas 8, 6, 5, 3, 2 y 1.

Durante la caminata, que inició minutos después de 16:00, todo transcurrió con normalidad. Los manifestantes llevaban pancartas, lanzaban algunas consignas e hicieron una que otra pinta en el trayecto. Pero una vez que llegaron a Rectoría todo cambio.

Los líderes de los violentos comenzaron a azuzar a sus seguidores contra la prensa e iniciaron las pintas, la mayoría con consignas alejadas de las demandas que dieron origen a la protesta.

“Aborta tu orgullo”, “Huelga”, “Graue porro”, “Ni una más” y “Silencio nunca más”, pintaron.

En el lugar se presentaron Raúl Aguilar, secretario de Prevención, Atención y Seguridad Universitaria, y Mónica González, abogada general de la UNAM. Un joven que tenía el rostro cubierto con una bandera de México les pidió adentrarse al centro de la protesta para recibir el pliego petitorio, a lo que los funcionarios se negaron por cuestiones de seguridad.

Entonces los jóvenes arreciaron las pintas, lanzaron petardos y cohetones y comenzaron a romper los cristales con varillas, picos, palas y otras herramientas. En la entrada del edificio rociaron gasolina y prendieron fuego. Lo mismo intentaron hacer en el interior del edificio.

A las 17:15, los violentos se retiraron hacia la zona de las islas, sin que nadie hiciera nada por detenerlos.

A las 20:00, la UNAM acusó, en un comunicado, que detrás de las agresiones está un reducido grupo de embozados y violentos que, amparado en la legitimidad de la exigencia del cese de la violencia de género, intenta a toda costa paralizar las actividades académicas.