Elección interna del PRI, en riesgo de judicializarse: Gómez Villanueva
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Elección interna del PRI, en riesgo de judicializarse: Gómez Villanueva

COMPARTIR

···
menu-trigger

Elección interna del PRI, en riesgo de judicializarse: Gómez Villanueva

bulletEl líder histórico del sector campesino priista, exprecandidato presidencial y exsecretario general del CEN del PRI, advirtió que en la Comisión de Procesos Internos prevalece el desorden.

Víctor Chávez
02/07/2019
Actualización 02/07/2019 - 20:42
Augusto Gómez Villanueva, integrante del PRI.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El priista Augusto Gómez Villanueva alertó que, debido a la “anarquía” que se ve en el partido, el proceso interno para la elección de la nueva dirigencia nacional del PRI podría encaminarse hacia la ruta de la “judicialización”.

El líder histórico del sector campesino priista, exprecandidato presidencial y exsecretario general del CEN del PRI, advirtió que en la Comisión de Procesos Internos prevalece el “desorden”, no cuenta con “mecanismos que garanticen que se respeten las reglas del juego”.

En entrevista con El Financiero, Gómez Villanueva subrayó que ha habido una “satanización” del PRI, un “juicio revanchista por la resaca de las derrotas electorales federales y estatales”, sin que se “tome en cuenta que también en el PAN, en el PRD, en el PT, y en todos, ha habido casos de corrupción”.

Sin embargo, estimó que el mayor reto ahora del PRI es asegurar que este proceso sea legítimo, una consulta verdaderamente a la base, a la militancia, con una vigilancia sobre el uso de los recursos y con un padrón seguro y confiable.

“Hoy, desde el punto de vista práctico, operativo, tenemos serios problemas, como e caso del padrón, los tiempos de la elección, los requisitos para que los aspirantes a dirigir al partido puedan inscribirse. Ante lo anterior, el PRI se encuentra sin los instrumentos para evitar la anarquía entre los aspirantes”, adelantó.

“El PRI abrió el proceso electoral de manera informal, en desorden, sin reglas; aparecieron varios aspirantes y todos se manifestaron sin reglas y la Comisión de Procesos Internos no introdujo acciones disciplinarias. Se abrió sin control el proceso, empezaron a recorrer el país, luego vino el errático pronunciamiento de los gobernadores. Todo sin la disciplina priista, en la anarquía”, criticó.

Por eso, convocó a los aspirantes a “respetar las reglas, a la serenidad, a la reflexión y a la madurez, a la autocrítica interior, para conducir un proceso electoral sin que se genere una pulverización del partido, y sustituir la violencia verbal por la propuesta programática, más allá de las personalidades”.

Consideró que las distintas dirigencias del partido no ha estado a altura de las circunstancias ni de los cambios en el mundo, por lo que llamó también a buscar rescatar y conservar al partido histórico, que ha dado mucho al país, y confió que esta crisis, contrario a la pulverización que muchos prevén, encaminará al PRI a un reagrupamiento.

“Efectivamente, por supuesto que hubo abusos y excesos en la corrupción de gobiernos y funcionarios del PRI”, admitió, y argumentó “frente a la corrupción hubo una debilidad de las instituciones para hacer cumplir la ley”.

“Como todos los partidos, el PRI está enfrentando una crisis múltiple. En sus diferentes cambios ha disminuido la importancia de los sectores, el campesino, el obrero, el popular y otros, lo que llevaron a sustituir la importancia de los sectores para darle presencia a la sociedad civil desorganizada”, explicó.