El que mató a su expareja en 222 estuvo 4 veces preso y la libró
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El que mató a su expareja en 222 estuvo 4 veces preso y la libró

COMPARTIR

···
menu-trigger

El que mató a su expareja en 222 estuvo 4 veces preso y la libró

bulletTres de los ingresos a prisión de Óscar Alejandro Munguía Zamora fueron por robo calificado; ahora enfrentaría feminicidio.

David Saúl Vela
21/03/2018
Actualización 20/03/2018 - 22:39
Reportan un lesionado por arma de fuego.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Óscar Alejandro Munguía Zamora, quien asesinó de tres tiros a su expareja, el lunes en la tienda Nine West, de Plaza Reforma 222, tiene cuatro ingresos a prisión.

Edmundo Garrido, titular de la Procuraduría capitalina, dijo que en 2002 Munguía Zamora ingresó al Reclusorio Sur y en 2012 fue internado en el Reclusorio Oriente, en ambos casos por robo calificado.

Autoridades locales dijeron que en 2004 también fue recluido por robo calificado en grado de tentativa y en 2006 lo encarcelaron en Santa Marta Acatitla, por posesión de objeto robado.

Munguía Zamora, de 35 años está en el Hospital Rubén Leñero. Los médicos los reportan grave, pero estable, y señalan que las posibilidades de que sobreviva son inciertas.

El procurador dijo que es acusado de feminicidio, debido a la relación de pareja que tuvo con la víctima y a que la agresión fue directa.

De salvar la vida, Munguía Zamora podría pasar el resto de su vida en prisión ya que el delito de feminicidio es considerado como grave y se castiga con penas que van de 40 a 60 años de prisión.

El agresor atacó a una de las empleadas de la tienda con tres disparos de una escuadra automática, plateada con cachas negras, calibre .380 Súper y luego se dio un tiro en la cara, en un fallido intento de suicidio.

Aún con vida ambos fueron llevadas a distintos hospitales. Horas más tarde la mujer falleció.

La Policía revisó las pertenencias del agresor y encontró una hoja con un mensaje que decía: “No vas tu a destruir mi vida y después como si nada. Por pu... te paso esto (sic)”.

El hombre de 35 años y la mujer fallecida eran padres de un niño hoy de tres años, quien se encuentra bajo resguardo de la familia materna.