Nacional

Dos Bocas podría bajar la calificación de inversión en Pemex, advierten

Gustavo Madero, senador del PAN, sostuvo a nombre de su bancada legislativa que la 'realidad' es un 'muro' contra el que el mandatario se está 'estampando'.

La decisión del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de que Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía construyan la refinería de Dos Bocas, podría representar la antesala de una reducción de la calificación del grado de inversión de Pemex, advirtió Gustavo Madero, senador del PAN.

Al fijar la postura de la bancada albiazul en la Cámara alta, el legislador, en rueda de prensa, sostuvo que la "realidad" es un "muro" contra el que el mandatario se está "estampando".

Precisó que la realidad le dice que no hay refinerías que se construyan en tres años y con ocho mil millones de dólares.

"Esto puede hacer que los analistas, las calificadoras de riesgo determinen que esta tozudez del presidente no tenga viabilidad financiera y nos afecte la calificación del grado de inversión con consecuencias nefastas para la economía", señaló.

En tanto, el exdirector de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa, advirtió que "los titubeos, las indefiniciones y las ineptitudes" del nuevo gobierno en torno al proyecto de la refinería de Dos Bocas, "es hoy una señal de alerta" que "pone en peligro el grado de inversión de Petróleos Mexicanos".

En entrevista con El Financiero, el hoy diputado federal del PRI y secretario de la Comisión de Energía en San Lázaro, expuso que "lamentablemente, en materia de transparencia sobre la capacidad técnica, el costo y las condiciones de su construcción son una asignatura pendiente".

"La señal de alerta es que ninguna empresa especializada de las que participaron en el proceso de licitación pudo proponer un proyecto viable dentro de los tres años que tienen en mente los asesores del Presidente, o que cumpliera el presupuesto de 8 mil millones de dólares establecido para ello", precisó.

El senador de MC Samuel García criticó que López Obrador haya presumido "con bombo y platillo", que cuatro de las transnacionales más importantes participarían en la licitación de construcción de la refinería, pero ahora declara la licitación desierta.

"Empiezan las contradicciones, porque a mí me tocó ir a Texas a ver las refinerías de Shell y esas refinerías, que sí tienen dinero, se tardan ocho años en construir una. Yo me pregunto: ¿podrá Pemex, sin capital, porque ahorita está en números rojos, sin experiencia, construir en tiempo la refinería de Dos Bocas? Yo estoy seguro de que no hay manera", sostuvo.