Detienen a 34 centroamericanos por posesión de drogas en Tijuana
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Detienen a 34 centroamericanos por posesión de drogas en Tijuana

COMPARTIR

···

Detienen a 34 centroamericanos por posesión de drogas en Tijuana

Los migrantes fueron sorprendidos en flagrancia y remitidos ante un juez para luego ser puestos a disposición del INM, informaron autoridades municipales.

Eliud Ávalos | Corresponsal
20/11/2018
Migrantes
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

TIJUANA.- El ayuntamiento de Tijuana informó que detuvo a 34 integrantes de la caravana migrante por posesión de droga, riñas y ultrajes a la autoridad.

De acuerdo con las autoridades, los migrantes fueron sorprendidos en flagrancia y remitidos ante un juez para luego ser puestos a disposición del Instituto Nacional de Migración (INM).

A través de un comunicado, el alcalde Juan Manuel Gastélum insistió en "aplicar al artículo 33 constitucional a aquellos migrantes que no se apeguen a la ley y orden de nuestra ciudad".

Según la autoridad municipal, "la seguridad de los tijuanenses es primero, por ello se tomarán las medidas adecuadas y se realizará una consulta ciudadana para conocer y tomar en cuenta la opinión de la comunidad".

Además, los comparó con los 3 mil haitianos que arribaron el año pasado para tratar de entrar a Estados Unidos, lo que finalmente no sucedió.

Los haitianos “venían con sus documentos, su visión clara”, dijo Gastelum en una entrevista publicada en la página de Facebook de la ciudad. “Nunca solicitaron a nosotros como ayuntamiento, comida, hospedaje, tratos especiales. Lo principal es que llegaron ordenados, llegaron respetuosos”.

Añadió que los haitianos consiguieron trabajo, “los vemos integrados a la red económica de la ciudad” y nunca provocaron disturbios.

El gobierno mexicano les dio permisos de tránsito, y cuando fracasó su intento de entrar a Estados Unidos muchos solicitaron la residencia en México. La mayoría de los centroamericanos han rechazado las ofertas reiteradas de residencia o asilo en México y han jurado cruzar la frontera.

Gastelum señaló que los centroamericanos llegaron “sin más ni más” y muchos, aunque no todos, son “altaneros y agresivos”.

El gobierno estadounidense, que presenta la caravana como una amenaza a la seguridad nacional, ha dicho que había medio millar de criminales en ella, pero no ha aclarado cuáles eran los crímenes ni ha revelado el origen de la cifra por tratarse, dicen, de fuentes de inteligencia.

Agentes de policía locales y vecinos han expresado el temor de que al calificar a la caravana de criminales se mancha a gente inocente y se la expone a sufrir represalias.

Muchos de los migrantes, en su mayoría hondureños, se asustaron el fin de semana cuando unos 500 residentes de un barrio pudiente de Tijuana realizaron protestas contra la caravana. Decenas de manifestantes radicalizados marcharon a un complejo deportivo cerca del centro donde se alojan unos 2 mil 500 migrantes.

Dulce Alvarado, de 28 años y oriunda de Lempira, Honduras, narró que salía de una tienda con su hijo de dos años cuando la rodearon manifestantes que gritaban “¡fuera!” y “no los queremos aquí”.

Un agente de policía la protegió y la manifestación terminó pacíficamente.

En términos de seguridad, Tijuana reporta, de acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) cerca de 2 mil 200 homicidios dolosos en 2018, el año más violento en la historia de la ciudad.

Con información de AP