Despliegan a 9 mil soldados y marinos contra 'huachicoleo'
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Despliegan a 9 mil soldados y marinos contra 'huachicoleo'

COMPARTIR

···
menu-trigger

Despliegan a 9 mil soldados y marinos contra 'huachicoleo'

bulletLuis Cresencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, dijo que cinco mil 800 soldados y 14 aeronaves del Ejército operan para combatir el robo de combustible.

David Saúl Vela
17/01/2019
Luis Cresencio Sandoval, titular de la Sedena.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El gobierno federal mantiene un despliegue de nueve mil elementos de la Marina y Ejército mexicano para evitar el robo de combustible.

Luis Cresencio Sandoval, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, dijo que 5 mil 800 soldados y 14 aeronaves del Ejército operan para combatir el huachicoleo.

La Marina-Armada de México, encabezada por el almirante José Rafael Ojeda, informó que 3 mil 200 elementos navales están en dos refinerías y nueve terminales de abastecimiento de la petrolera.

Señaló que, gracias a esa presencia, se ha logrado desactivar 24 tomas clandestinas e incautar más de 135 mil litros de hidrocarburos, mil 469 contenedores y 16 vehículos.

Destacó que por sexto día consecutivo se detectó una perforación al poliducto Tuxpan-Azcapotzalco, en Tepeapulco, Hidalgo.

El 27 de diciembre pasado se puso en marcha la estrategia de combate al robo de hidrocarburo. El martes pasado, el presidente López Obrador alertó sobre sabotajes al poliducto Tuxpan-Azcapotzalco.

Precisó que estas acciones contra las instalaciones de Pemex tienen como objeto no sólo el robo de combustible, sino sabotear el abastecimiento al centro del país.

Según información de la Presidencia de la República, la primera perforación se detectó el jueves 10 de enero, y así sucesivamente descubrieron más casos el viernes 11, sábado 12, domingo 13, lunes 14.

De acuerdo con la Marina, el martes, en un recorrido por poblaciones de Tepeapulco, su personal detectó que la puerta de las válvulas del poliducto estaba sin candado.

Al revisar se localizó una excavación con medidas irregulares y una toma clandestina de hidrocarburo con una válvula de cierre, lo que generaba un fuerte olor a gasolina.