Desdén a instituciones provocó la crisis en la Policía Federal, acusa oposición
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Desdén a instituciones provocó la crisis en la Policía Federal, acusa oposición

COMPARTIR

···
menu-trigger

Desdén a instituciones provocó la crisis en la Policía Federal, acusa oposición

bulletLíderes parlamentarios del PAN, PRI y PRD en la Cámara de Diputados alertaron que la falta de planeación de los encargados de conformar y operar la Guardia Nacional.

Víctor Chávez
08/07/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Líderes parlamentarios del PAN, PRI y PRD en la Cámara de Diputados alertaron que la falta de planeación de los encargados de conformar y operar la Guardia Nacional, y su desdén por instituciones como la Policía Federal, generaron ya un preocupante caos que beneficiará a la delincuencia organizada.

“Es muy preocupante, porque la experiencia cuando se creó la primera Policía Federal, con una parte de la policía militar, en 1998, con toda claridad nos habla de que, si esto no se cuida, el Estado mexicano sólo va a engrosar de cuadros muy preparados a la delincuencia organizada. Recordemos nada más el origen del grupo de los Zeta. Es inadmisible que se vaya a tropezar dos veces no con la misma piedra, sino con la misma montaña”, advirtió la priista Dulce María Sauri, vicepresidenta de la Cámara.

El coordinador parlamentario del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, acusó que “el Ejecutivo tuvo el tiempo para planear la conformación de la Guardia, para que se hiciera de manera ordenada, y no lo hizo. En cambio, el Presidente manda al diablo a las instituciones, las ofende, las desdeña descalificando que todas son corruptas”.

Consideró que “la falta de planeación para la incorporación de la Policía Federal a la Guardia Nacional empaña el inicio de un organismo público con expectativas muy altas para terminar con la inseguridad. Los funcionarios responsables de su implementación deben estar conscientes que iniciaron mal y que mientras aprenden cómo administrar este cuerpo, la delincuencia sigue en lo suyo y la ciudadanía desamparada”.

El perredista Antonio Ortega Martínez dijo que “la fiesta de la puesta en marcha de la Guardia Nacional se les echó a perder, porque cuando las cosas se hacen con autoritarismo, sobre las rodillas, sin la suficiente planeación, sin el esfuerzo de convencer, argumentar y dar razones, las ocurrencias, mandatos y prisas no conducen a nada”.

Alertó sobre “los riesgos que puede traer al país esta inconformidad, pues hay información de que grupos de la delincuencia han ofrecido empleo y han dispuesto condiciones para aceptar a las y los policías que, frente a la incertidumbre de la Guardia Nacional”.