menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Demócratas y republicanos son proteccionistas y eso no cambiará: concluyen exembajadores de México en EU

COMPARTIR

···
menu-trigger

Demócratas y republicanos son proteccionistas y eso no cambiará: concluyen exembajadores de México en EU

bulletHabrá cambios de matiz en la relación, se afirma en el debate organizado por la UDLAP

Nancy Escobar
06/10/2020
Carlos de Icaza
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La necesidad de fortalecer las relaciones interinstitucionales, la certidumbre de que la elección presidencial no cambia de fondo la relación bilateral, la relevancia de haber firmado el T-MEC para preservar el núcleo de las relaciones económicas y comerciales y la necesidad de definir una política migratoria humanitaria, son algunas de las conclusiones a las que llegaron dos exembajadores de México en Estados Unidos, y un analista y consultor internacional.

Durante el conversatorio “La relación México-EU en un segundo mandato de Trump o bajo una administración de Biden”, realizado la noche de ayer lunes vía webinar organizado por la UDLAP, el maestro Gerónimo Gutiérrez, embajador de nuestro país en Estados Unidos de 2017 a 2018, afirmó que ante las elecciones estadounidenses se desatan todo tipo de especulaciones sobre las consecuencias para la relación entre ambas naciones.

Sin embargo, observó que durante las últimas décadas los funcionarios en turno han consolidado mecanismos a largo plazo como diálogos económicos a alto nivel que por ahora no se realizan, o “la Cumbre de líderes de América del Norte; la Comisión Binacional, memorándums de entendimiento, acuerdos institucionales y eventualmente de tratados como el T-MEC”.

En el marco de la serie “Elecciones en EU 2020: el futuro de la democracia americana”, quien fuera subsecretario para América del Norte, añadió, sin minimizar el peso de los presidentes, que no se deben esperar cambios bruscos, “sí en la narrativa y las formas diplomáticas. Pero lo descentralizado de la relación hace que jueguen los vínculos establecidos con los sectores privados, los centros de pensamiento, las universidades, gobernadores, alcaldes de manera creciente. No habrá cambios bruscos y se tendrá una relación estable a largo plazo”.

Por su parte, el doctor Gerardo Traslosheros, director Ejecutivo del capítulo México, del Consejo para la Cooperación Económica del Pacífico (PECC por sus siglas en inglés), en lo que se refiere al espectro comercial, expresó “que tanto republicanos como demócratas son altamente proteccionistas. A través de los años el modelo aperturista del TLCAN fue dejando desigualdad y pobreza, que no logró corregir a tiempo, dejando llegar a gobiernos populistas con una agenda contraria al libre comercio como Donald Trump, Boris Johnson al Reino Unido y la consumación del Brexit, así como la llegada de Manuel López Obrador al poder, que forma parte de la reacción contra el modelo anti-aperturista”.

Si gana Biden, dijo Traslosheros, probablemente retomará el Acuerdo de París contra el cambio climático, presionará para que México deje la energía proveniente de los hidrocarburos. Un gobierno Biden será más democrático y más multilatelista. Es muy posible que el triunfo electoral sea de Biden, pero con negros nubarrones, ya que el sistema estadounidense de colegio electoral pasa por encima del voto popular”.

Luego de advertir, al igual que Jerónimo Gutiérrez y Carlos de Icaza, que sus expresiones eran a título personal, Traslosheros dijo que los presidentes Trump y López Obrador han tenido una relación pacífica en diversos los aspectos: migración, seguridad y comercio, más la versión modificada del TLCAN, que es el T-MEC, del cual, dijo, es mejor tenerlo que no tenerlo, a pesar de que el Nafta permitía mayor libre comercio.

“El T-MEC es un retroceso para el comercio automotriz. A la vez el T-MEC es una barrera contra el proteccionismo. Aunque Trump parezca no respetar ningún acuerdo, es positivo que ambos gobiernos vean al T-MEC como su legado, un acuerdo que también avalaron los demócratas. Si gana Trump exigirá mayor participación de las petroleras norteamericanas en Pemex”.