Yasmín Esquivel descarta la necesidad de una Sala Anticorrupción en la Corte
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Yasmín Esquivel descarta la necesidad de una Sala Anticorrupción en la Corte

COMPARTIR

···

Yasmín Esquivel descarta la necesidad de una Sala Anticorrupción en la Corte

En entrevista con Adela Micha, la recién nombrada ministra recordó que el Sistema Nacional Anticorrupción ya prevé una Sala Anticorrupción que depende del Tribunal de Justicia Administrativa.

Redacción
10/04/2019
Yasmín Esquivel, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A dos semanas de tomar protesta como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Yasmín Esquivel Mossa dio su primera entrevista en la que defendió su designación al considerar que no genera “conflicto de interés”, y se pronunció contra la creación de una Sala Anticorrupción en el Tribunal Constitucional.

“No es necesario, es una posición personal, me parece que no es necesario porque ya tenemos un Sistema Nacional Anticorrupción”, dijo la ministra en entrevista con la periodista Adela Micha para su programa de EF por Adela, que se trasmite por El Financiero Bloomberg.

Recordó que el Sistema Nacional Anticorrupción ya prevé una Sala Anticorrupción que depende del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, que aún no se echa a andar, pese a lo cual ya se está pensando en una reforma en la materia.

Agregó, además, que el tema anticorrupción no es competencia de la propia Suprema Corte.

Explicó que, eventualmente, podría llegar a la Corte algún tema anticorrupción que tenga que ver con violaciones a la Constitución, sin embargo, la magistrada sostuvo que de no ser así, el tema no llega a la Corte porque no es su competencia y el tema se quedaría en los tribunales federales, a donde se quedan cientos de miles de asuntos.

“De tal manera que no tendría sentido tener una tercera sección para que vea temas anticorrupción, y quién va a mandar a esa tercera sección de ministros el tema anticorrupción si ya tiene todas las instancias legales, tiene que pasar por el fuero común, por el fuero federal y tribunales federales, y ya no iría a la Cote”.

Dijo que si aun así se quiere una reforma Constitucional anticorrupción, se tendrá que optar por una Tribunal como lo es hoy el Tribunal Electoral, que también depende del Poder Judicial de la Federación, pero no una tercera Sala de la Suprema Corte.

Sobre su designación, insistió en que “no hay conflicto de interés” por estar casada con José María Riobóo, uno de los principales asesores del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Consideró injustos los señalamientos porque tiene una carrera de más de 30 años en el servicio público, y llegar a la Suprema Corte era una de sus aspiraciones de muchos años, incluso antes de casarse con le empresario.

“No veo donde haya un conflicto de intereses, hay una carrera propia totalmente independiente a la del ingeniero José María Riobóo… Por qué renunciar cuando tengo luz propia, cuando tengo una carrera propia”, agregó.

Esquivel también habló de temas polémicos como el primero en el que le tocó participar ya como ministra de la SCJN, en la que se resolvió la prohibición al matrimonio entre menores de edad, interrupción del embrazo, adopción homoparental y uso lúdico de la marihuana.

“Yo propiamente no me considero una mujer conservadora, por el contrario, me considero una mujer en pro de los derechos por la progresividad y transversalidad de los derechos del ser humano en la más amplia concepción de la palabra”, concluyó.