Condenan a 28 años de cárcel a mandos policíacos acusados de desaparición forzada en Chihuahua
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Condenan a 28 años de cárcel a mandos policíacos acusados de desaparición forzada en Chihuahua

COMPARTIR

···

Condenan a 28 años de cárcel a mandos policíacos acusados de desaparición forzada en Chihuahua

El comisario del Mando Único en Ciudad Cuauhtémoc y el director de la policía fueron encontrados culpables de la desaparición de tres jóvenes en 2017.

Samuel García | Corresponsal
10/04/2019
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

HIHUAHUA.- Un tribunal colegiado sentenció a 28 años y medio de prisión a dos policías estatales, tras encontrarlos culpables del delito de desaparición forzada de tres jóvenes en Ciudad Cuauhtémoc en Chihuahua, primera condena de este tipo en el país.

Durante la audiencia de individualización de sanciones, el juez dio a conocer que el comisario del Mando Único en dicha localidad, Jesús Cortés Jiménez y el director Israel Córdova Castro, deberán cumplir 28 años en prisión.

Además estarán obligados al pago de multas por 60 mil 030 pesos y 56 mil 028 pesos respectivamente y la inhabilitación para ocupar un cargo público. El Tribunal determinará mediante una vía incidental, el monto que los ahora expolicías pagarán como reparación del daño, a favor de las familias de las víctimas.

De acuerdo con las investigaciones del Ministerio público adscrito a la Dirección de Control Interno de la Fiscalía General del Estado, los hechos ocurrieron el 9 de junio de 2017, cuando policías estatales arrestaron en colonia La Ciudadela a los jóvenes Jesús Manuel Guadarrama Cisneros, Daniel Valladolid Martínez y Leonardo Arcos Mora.

Los jóvenes estuvieron bajo resguardo de ambos jefes policíacos encargados de Seguridad Pública Municipal en Cuauhtémoc, pero en ningún momento fueron ingresados a celdas, ni remitidos a ninguna otra instancia.

No obstante, sus cuerpos no han sido localizadas, aunque autoridades ministeriales presumen que fueron asesinados y sepultados, situación que los exagentes no han aclarado en sus declaraciones.

Érika Jasso Carrasco, directora de Control Interno de la FGE, señaló que durante el proceso las familias estuvieron al pendiente de las investigaciones.

Refirió que pese al fallo obtenido, sería más conveniente que los sentenciados dieran a conocer qué fue lo que pasó con los jóvenes desaparecidos para dar con su paradero.

Ricardo Valladolid Martínez, familiar de una de las víctimas, dijo tras conocer la determinación del Tribunal, que se hizo justicia tras un largo proceso contra estos mandos policíacos.