Con credenciales y firmas falsas despojan a mil 300 de sus casas
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Con credenciales y firmas falsas despojan a mil 300 de sus casas

COMPARTIR

···

Con credenciales y firmas falsas despojan a mil 300 de sus casas

Rosmeri Santana Montufar, una de las víctimas, a través de sus abogados, narró su caso relacionado con un predio en la calle de Darwin, colonia Anzures, Miguel Hidalgo.

David Saúl Vela
05/06/2019
Colonia Anzures, en la alcaldía Miguel Hidalgo.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Una credencial de elector apócrifa fue suficiente para que un grupo engañara a un notario público y validara la compra-venta, e intento de despojo, de un predio en la capital.

La legítima dueña de la propiedad, valuada en siete millones de pesos, se enteró del plan de despojo cuando se le emplazó como imputada de fraude por denuncia interpuesta por los falsos compradores de su inmueble.

Este es sólo uno de mil 293 casos de despojo denunciados en la capital, de enero a abril. La procuraduría identificó cinco modus operandi.

Rosmeri Santana Montufar, una de las víctimas, se acercó a El Financiero, a través de sus abogados, y narró su caso relacionado con un predio en la calle de Darwin, colonia Anzures, Miguel Hidalgo.

Con expediente en mano, los litigantes contaron que el caso “se fraguó” en 2018 e implica a diversas personas, entre ellas el médico cirujano Eduardo Ayuso Rodríguez.

El galeno interpuso la denuncia penal CI-FDF/T/U-1/D0081/01-2019 y la demanda civil 1263/2018 contra Santana Montufar. Ahí contó que su paciente Estefany Díaz Serrato le ofreció en venta una propiedad.

Díaz Serrato contactó a Ayuso Rodríguez con Mario Alberto Juárez Herrera, representante legal de Inversiones Reales con Valor de México SAPI de CV, con quien pactó la compra de la propiedad en 4.5 millones de pesos. Una oferta.

Explicó que el 13 de febrero de 2018 se concretó la compra-venta ante Álvaro Muñoz Arcos, notario público 89 del Estado de México, quien ya no podrá testificar porque falleció en febrero pasado.

Dijo que durante el acto, además de él, estuvo una mujer que dijo ser Rosmeri Santana Montufar, quien acreditó su identidad con una credencial del INE, que ahora se sabe es falsa.

También llegó Carlos Pineda, quien mostró el poder 37517, firmado ante el mismo notario Muñoz Arcos y en el que se le acreditó, junto con Micaela Dávila, como representante para acotos de dominio y cobranzas de Rosmeri.

Los abogados de Rosmeri alertaron que detrás de todo hay robo de identidad, fabricación de documentos, fraude procesal, simulación de actos e intento de despojo.