Comando armado secuestra a 25 pacientes de un anexo en Irapuato
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Comando armado secuestra a 25 pacientes de un anexo en Irapuato

COMPARTIR

···
menu-trigger

Comando armado secuestra a 25 pacientes de un anexo en Irapuato

bulletLa Fiscalía General de Guanajuato confirmó que dio inicio a una carpeta de investigación derivado de un reporte de Seguridad Pública, donde se informó de la privación ilegal de la libertad de varias personas.

Por Luciano Vázquez. Corresponsal
05/12/2019
Violencia en Irapuato.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Al menos 25 personas de un centro de rehabilitación contra adicciones fueron secuestrados por un comando armado que irrumpió en el anexo ubicado en la colonia San Juan de Retana, en Irapuato, Guanajuato.

El hecho sucedió minutos antes de las cuatro de la mañana de ayer. Vecinos de la zona declararon a las autoridades que por lo menos cuatro camionetas con alrededor de 20 a 30 hombres “fuertemente armados” se detuvieron frente al anexo, derribaron el portón, bajaron prácticamente todos e ingresaron con violencia y tomaron el control del lugar.

El comando armado sometió a las 25 personas que estaban al interior y los secuestraron.

En atención a un reporte al 911 de la Policía Municipal, alrededor de 10 patrullas con policías municipales llegaron al anexo y confirmaron el plagio masivo.

Mediante un comunicado, la Secretaría de Seguridad Ciudadana local confirmó los hechos, pero sin precisar cuántas personas fueron secuestradas.

“La Secretaría de Seguridad Ciudadana informa que esta madrugada se tuvo el reporte de una intrusión a un anexo, ubicado en la colonia San Juan de Retana, donde presuntamente privaron de la libertad a varias personas”.

“Desde que se generó el reporte, al filo de las 3:35 de la mañana, la Secretaría de Seguridad Ciudadana y autoridades estatales y federales atendieron este hecho y mantienen investigaciones para determinar el número de personas que fueron víctimas de este delito, además de la operatividad para tratar de localizarlas”, detalló.

“Hasta el momento no se ha establecido cuántas personas fueron llevadas contra su voluntad, ya que algunos testigos señalan que salieron corriendo de este lugar”, agregó la dependencia.

“La zona quedó resguardada por elementos de la Policía Municipal y Ejército Mexicano, mientras se puso de conocimiento a la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, quien está a cargo de las investigaciones”, señaló el comunicado de prensa de la Secretaría de Seguridad.

Por otra parte, la Fiscalía General de Guanajuato confirmó que dio inicio a una carpeta de investigación derivado de un reporte de Seguridad Pública, donde se informó de la privación ilegal de la libertad de varias personas.

“Desde el momento del reporte un equipo multidisciplinario de la Agencia de Investigación Criminal lleva a cabo las acciones de investigación para obtener datos de prueba que permitan esclarecer el mecanismo de hechos, así como las identidades y número de personas que fueron privadas de su libertad”, informó la Fiscalía a través de otro comunicado.

Familiares de los internos del anexo acudieron a levantar una denuncia ante el Ministerio Público. Se informó que al menos 20 personas presentaron la querella correspondiente en la agencia investigadora de la Fiscalía.

Hasta el último reporte oficial, se desconoce el paradero de los internos, así como el móvil del asalto al centro de rehabilitación y no se reportan detenidos.

Sin embargo, fuentes extraoficiales informaron que el grupo armado que entró al lugar iba por una persona que estaba en proceso de rehabilitación, y que ahí se tomó la decisión de “levantar” a más pacientes.

La Secretaría de Salud de Guanajuato informó que el anexo del que se llevaron a los jóvenes era de reciente creación; se dio de alta el 31 de octubre de este año ante la Dirección de Riegos Sanitarios, para tramitar su aviso de funcionamiento.

Dicho registro se hizo de acuerdo con la Ley que rige la supervisión de este tipo de establecimientos, mismo que se cuenta con 60 días hábiles para su visita sanitaria.

La Secretaría de Salud tenía programado realizar la visita sanitaria a este centro de rehabilitación contra las adicciones.

“Estamos muy preocupados, no sabemos dónde están nuestros familiares. En la madrugada nos llamaron para decirnos que se habían llevado a los jóvenes”, relató María, quien es hermana uno de los jóvenes que se encontraban en ese centro.