CNDH pide mejorar gestión de residuos sólidos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

CNDH pide mejorar gestión de residuos sólidos

COMPARTIR

···

CNDH pide mejorar gestión de residuos sólidos

La comisión urgió a la reducción, reutilización y reciclaje en hogares, colonias, centros educativos, lugares de trabajo y ciudades.

Redacción
30/09/2018
Actualización 30/09/2018 - 16:17
La CNDH llamó a generar una mayor conciencia sobre los residuos sólidos.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Tras asegurar que en México, la gestión controlada de residuos en todo su ciclo de vida dista mucho de ser la adecuada por lo que no se alcanzan a recolectar el total de los 86 gramos diarios de basura que genera cada habitante, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) llama a autoridades de los tres órdenes de gobierno y a la sociedad en general a mejorar los hábitos de consumo y la gestión de residuos sólidos.

La CNDH urge a la reducción, reutilización y reciclaje en hogares, colonias, centros educativos, lugares de trabajo y ciudades, además de sumarse a los esfuerzos que se han emprendido para reducir y prohibir progresivamente el uso de popotes, unicel y bolsas plásticas de uso único.

El Inegi infomó que durante 2014 se generaron estimativamente 103 mil toneladas diarias de residuos sólidos urbanos a nivel nacional (aproximadamente 37.6 millones de toneladas al año), lo que significa que cada habitante produjo un promedio diario de 0.86 kilogramos, y las entidades que acopian la mayor cantidad per cápita de residuos son Ciudad de México, Nayarit, Quintana Roo, Baja California Sur, Sinaloa y Colima.

Ejemplo de ese problema lo representa el estado de Guerrero, cuya generación de residuos es de 2 millones 443 mil 208 toneladas diarias, de las que el 31.6 por ciento es separada para revalorizar y el resto va a tiraderos no controlados que no cumplen con la normatividad aplicable, ocasionan desequilibrios ecológicos y representan potencial riesgo para la salud de la población.

De acuerdo con el Programa de la ONU para el Medio Ambiente, solo se recicla el 9 por ciento de los nueve mil millones de toneladas de plástico que se producen en el mundo, y gran parte están diseminados en espacios naturales, lo que ha provocado contaminación de suelos y aguas, generación de microplásticos incorporados a la cadena alimenticia, bloqueo de alcantarillas y drenajes.

Así como el aumento en la incidencia de enfermedades transmitidas por vectores, afectaciones a la biodiversidad terrestre y marina, y emisión de gases nocivos, debido a la mala gestión de los residuos sólidos municipales que afecta el goce de diversos derechos humanos, como a la salud, alimentación, medio ambiente sano, acceso al agua salubre y vivienda.

Ante ese panorama y en ocasión del Día Mundial del Hábitat –1 de octubre—, este Organismo Nacional exhorta a quienes serán autoridades federales en el próximo gobierno para que el correspondiente Plan Nacional de Desarrollo contemple la perspectiva de derechos humanos y particularmente se subrayen los derechos a la salud, alimentación, medio ambiente sano, acceso al agua salubre y vivienda en la actualización, publicación e implementación del Programa Nacional de Prevención y Gestión Integral de los Residuos, en tanto que estados y municipios deberán elaborar e implementar con oportunidad sus respectivos Programas de Prevención de Residuos.

Considera la CNDH, cuyo titular es Luis Raúl González, que el problema reside en que no existen las capacidades e infraestructura necesarias para la recolección total de residuos ni para la disposición final adecuada de los mismos, ya que un número importante de los sitios e instalaciones de confinamiento no cumplen con lo dispuesto con la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y su Reglamento, las leyes y reglamentos locales en la materia.

Pese a lo complejo del problema, la CNDH reconoce los esfuerzos en materia de reducción y prohibición del uso de plástico, popotes y unicel promovidos por los estados de Veracruz, Querétaro, Puebla, Hidalgo, San Luis Potosí, Tamaulipas, Sonora, Sinaloa, Jalisco, Chihuahua, Baja California, Baja California Sur y Ciudad de México.