Nacional

CNDH le dice al gobierno que ‘la ley no puede negociarse’

Luis Raúl González Pérez, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, consideró que en el operativo fallido en Culiacán, Sinaloa, se abandonó a su suerte a los servidores públicos encargados de hacer valer la ley y defender las instituciones.

Luis Raúl González Pérez, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), afirmó que no viola los derechos humanos la autoridad que recurre a la fuerza haciendo un uso adecuado de la misma, y recalcó que el Estado no puede renunciar a su obligación de cumplir con la ley y hacerla cumplir.

"La ley no puede ser objeto de negociación ni las autoridades deben condicionar su actuación al grado de violencia que pueda tener o tenga la respuesta de aquel a quien se le intenta aplicar", anotó el comisionado.

En cambio, el ombudsperson nacional subrayó que, por el contrario, "los derechos humanos los violenta quien renuncia a cumplir con las obligaciones que tiene como autoridad y tolera o permite que se cometan delitos y abusos en contra de las personas".

"El uso legítimo, debido y conforme estándares internacionales de la fuerza es una potestad, pero también una responsabilidad y obligación de las autoridades cuando las circunstancias así lo ameritan", enfatizó.

Al participar en el 7º Foro Nacional Sumemos Causas, González Pérez se refirió al operativo fallido de fuerzas federales en Culiacán, Sinaloa, el jueves pasado, donde se capturó y luego de liberó al hijo del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán, Ovidio Guzmán, El Chapito.

Puntualizó que "el que el Estado busque la conciliación y la pacificación en el país, no implica que se claudique ante quien opte por el recurso de ejercer la fuerza y se abandone a su suerte a los servidores públicos encargados de hacer valer la ley y defender las instituciones".

Las policías, sostuvo, "no pueden ser instrumentos de un gobierno, sino órganos de un Estado que protege y promueve el cumplimiento de la ley, así como el respeto de los derechos humanos. Se requieren cuerpos profesionales, capacitados y supervisados".

El presidente nacional de la CNDH recalcó que la defensa de los derechos humanos no promueve el incumplimiento de la ley, o que la misma sea objeto de una negociación.

Por el contrario, el titular de la Comisión expuso que "sólo en el marco de la ley, los derechos humanos se pueden materializar y ser vigentes".

"La autoridad que pretende justificar el que no se garantice la seguridad e integridad de las personas, porque los derechos humanos no se lo permiten, además de confundir a la opinión pública, reconoce su omisión e incapacidad para cumplir con las obligaciones que la ley le impone", sostuvo.

González Pérez manifestó que "viola los derechos de policías y cuerpos de seguridad, quien les hace participar en acciones deficientemente planeadas y organizadas, y no ejerce un mando efectivo cuando las mismas se complican, abandonándolos a su suerte y propiciando que incurran en excesos en su actuación".