Nacional

Cierran ocho clínicas de control de peso que defraudaban en la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México (Sedesa), a través de la Agencia de Protección Sanitaria (APS) suspendió a ocho clínicas por defraudar a pacientes con problemas de obesidad.

Durante el pasado mes de diciembre, fueron verificadas 30 clínicas que se dedican al Control de Peso y Belleza Estética, de las fueron suspendidas las actividades de ocho por representar riesgos para la salud de los pacientes, debido a que funcionan sin permisos sanitarios y no cuentan con personal médico certificado.

El secretario de Salud, Armando Ahued Ortega, informó que en coordinación con la APS intensificaron los operativos de verificación en establecimientos que ofrecen formas milagrosas y aparentemente rápidas y efectivas para disminuir el peso,causándoles problemas de salud.

En esos centros de atención médica para el control de peso a las que les fueron colocados sellos de "Suspensión de Actividades" se detectó que contenían equipo para practicar cirugías pero operaban bajo infraestructura de consultorio; no contaban con Aviso de Funcionamiento; ofertaban cirugías sin contar con quirófanos ni licencias para procedimientos de dicha índole.

En otras se identificó a personal que laboraba como profesionales de la salud, sin contar con documentación académica o cédula profesional que lo certificara; se realizaba acupuntura con agujas usadas y sin tener el control de manejo de Residuos Peligrosos Biológicos- Infecciosos.

Asimismo, en la acción de verificación sanitaria se aseguraron productos que estaban a la venta, como gel y fórmulas reductivas que incumplen con la norma en materia de salud.

Las clínicas cerradas se ubican en las delegaciones Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Miguel Hidalgo, Benito Juárez, Álvaro Obregón, Coyoacán y Tlalpan, las cuales ofrecían sus servicios incluso por Internet para el supuesto control de peso y mejora física con base en la medicina estética, cirugía plástica y todos los tratamientos y terapias, sin cumplir con las condiciones mínimas que exige la normatividad.

Conforme a las Ley General de Salud y la Ley Salud del Distrito Federal, la Suspensión de Actividades por Riesgo Sanitario se lleva a cabo en caso de que el establecimiento no tenga la infraestructura adecuada, no cuente con Aviso de Funcionamiento, Licencia Sanitaria para el servicio y por la falta de título o cédula profesional del personal de salud, entre otros requisitos.