IP rechaza realización y resultados de la consulta sobre planta cervecera de Constellation Brands
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

IP rechaza realización y resultados de la consulta sobre planta cervecera de Constellation Brands

COMPARTIR

···
menu-trigger

IP rechaza realización y resultados de la consulta sobre planta cervecera de Constellation Brands

bulletEl Consejo Coordinador Empresarial, la Confederación Patronal de la República Mexicana y el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas consideraron que este proceso desalienta la inversión en el país.

Redacción
22/03/2020
Actualización 22/03/2020 - 23:13
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) rechazaron el proceso y el resultado de la consulta ciudadana realizada este fin de semana en Mexicali, Baja California, sobre la planta de la cervecera Constellation Brands, que implica una inversión de mil 400 millones de dólares y que ya cuenta con todos los permisos necesarios.

“Esta consulta atenta contra la capacidad de México para atraer inversiones e incrementa el riesgo económico que enfrentamos por la inestabilidad de los mercados financieros, el precio del petróleo y la convulsión internacional causada por la pandemia de COVID-19”, advirtió el CCE en un comunicado.

“Con esta consulta, se está afectando directamente a los trabajadores y sus familias, al poner en grave riesgo los empleos que ya se estaban generando con esta inversión, y la creación de miles más, y se estigmatiza a los actores económicos en un momento de falta de crecimiento en México acrecentado por la crisis internacional”, alertó la institución.

El pasado viernes inició una consulta ciudadana en Mexicali para decidir el destino de la construcción de una planta cervecera de Constellation Brands en la zona, ante la oposición de grupos ambientalistas que consideran que la cervecera agotará las reservas acuíferas.

Como parte de las jornadas del sábado y domingo, se instalaron mesas donde la gente podría votar a través de boletas. Agregó que la competencia global por las inversiones necesarias para la reactivación económica será intensa, por lo que México quedará en desventaja si se continúa generando incertidumbre al no respetar el marco legal vigente.

Gustavo de Hoyos, presidente Nacional de Coparmex, dijo que la consulta violó un amparo federal que ordenaba cuidados sanitarios especiales para evitar contagios por el COVID-19.

“No se tomaron las medidas, como en los viejos tiempo hubo coacción de votos y acarreo de personas”, dijo.

“En el supuesto, que como resultado de la consulta se impidiese la continuación del proyecto, estaríamos ante un acto temario y contrario para la economía del país, imagínense el mensaje al extranjero: ‘En México se prohíbe la producción de la cerveza mexicana más famosa en el mundo’. ¿Quién va a querer invertir en un país con esas contradicciones y absurdos?”, advirtió de Hoyos.

Cabe destacar que la empresa cuenta con la totalidad de los permisos en regla, lleva invertidos 900 millones de dólares de mil 500 millones comprometidos, ha cumplido con todas las regulaciones, demostrado que utilizará el 0.2 por ciento de la cantidad de oferta de agua que hay en la zona de Mexicali y se ha comprometido a que el agua que utilice la va a devolver para tener un balance cero de consumo hídrico.

Al respecto, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) también expresó su total rechazo a la consulta popular, al argumentar que este sistema atenta severamente contra la generación de condiciones de certidumbre para la inversión y para la creación de empleo en el país, además de haber sido realizado en condiciones de emergencia sanitaria.

Una votación pública similar a finales de 2018 llevó a López Obrador a cancelar un proyecto aeroportuario de 13 mil millones de dólares que ya estaba en marcha, lo que provocó una caída del peso y ayudó a desencadenar una fuerte disminución de la inversión.

Activistas aseguraban que el resultado fue a favor de la cancelación del proyecto, aunque el conteo oficial al cierre de la edición no se había dado a conocer.