Nacional

Cae 60% producción de cempasúchil en Xochimilco por pandemia

Productores tuvieron que reducir el número de producción de 2.5 a 1.5 millones de la flor para mitigar las falta de compradores.

Cada año el color anaranjado del cempasúchil adorna las casas, calles y panteones; sin embargo, por la crisis sanitaria las producciones de esta planta bajaron este año.

Los productores de Xochimilco son unos de los principales distribuidores de esta flor en la Ciudad de México así como en algunas zonas metropolitanas, y aunque sus ventas han sido buenas, tuvieron que reducir el número de producción de 2.5 a 1.5 millones de cempasúchil para mitigar las falta de compradores.

En entrevista con EL FINANCIERO, productores de la alcaldía explicaron que en junio, debido al COVID-19, tuvieron que tomar la decisión de plantar menos cempasúchil, mientras que otros optaron por arrancar hasta 8 mil plantas que ya no se vendieron.

Los productores explican que cada planta es vendida en promedio en 15 pesos pero que ellos sólo se llevan una ganancia de 4 a 5 pesos, por lo que les conviene vender en mayoreo.

Para Otton Velásco, productor en Xochimilco, la pandemia es sólo uno más de los contratiempos en su profesión, pues asegura que desde 2017, tras los sismos, luego de que parte de su casa se cayera, le ha costado regresar a sus niveles de ventas habituales.

Ante esta situación, Ottón optó por buscar alternativas y comenzó a promocionar sus flores por internet, lo que asegura, ha sido positivo pues pudo terminar por lo menos con su cosecha de cempasúchil de este año.

Pero la situación para todos no es la misma, como lo platica Luis Labastida, otro productor de la zona, quien cuenta que para poder mantener su cosecha limitó sus gastos y los de su familia en su vida cotidiana.

En sus huertos aunque se ven llenos de flores, hay menos flores, pues detalla que pasó de plantar hasta 25 mil plantas en 2019 a sólo 10 mil este año, para que sus pérdidas no afectarán su economía.

En Xochimilco existen alrededor de mil 500 productores de flores y muchos señalan el cierre de los panteones como uno de los factores para bajar su producción pero entienden que la situación sanitaria no es la adecuada, por lo que piden a las familias no dejar de comprar y seguir festejando el día de muertos desde sus casas.