Buscan grabar voces de presos en la CDMX para identificarlas en llamadas de extorsión
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Buscan grabar voces de presos en la CDMX para identificarlas en llamadas de extorsión

COMPARTIR

···
menu-trigger

Buscan grabar voces de presos en la CDMX para identificarlas en llamadas de extorsión

bulletEl subsecretario de Sistema Penitenciario, Antonio Hazael Ruíz, detalló que ya se instalaron cabinas en los penales.

Redacción
25/02/2020
Actualización 25/02/2020 - 20:38
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Gobierno de la Ciudad de México busca grabar las voces de quienes están presos en las cárceles de la ciudad, con el fin de identificarlas en casos de llamadas de extorsión, informó el subsecretario de Sistema Penitenciario de la CDMX, Antonio Hazael Ruíz.

"Podríamos empezar grabando aquellas personas que están por el delito de privación ilegal de la libertad, extorsión y llegar al resto de la población, es decir, a los 25 mil internos", detalló Ruíz durante su intervención en la Mesa de Trabajo de las Comisiones de Seguridad Ciudadana y Administración Pública Local en el Congreso de la CDMX.

Añadió que ya están prácticamente listos para comenzar con el registro de las voces de los internos y que ya se instalaron cabinas de grabación en todos los centros penitenciarios de la capital.

Aunque reconoció que falta un andamiaje legal para realizar este proyecto, descartó que con el mismo se estén violando los derechos de los internos.

"No es violatorio de derechos, no es intrusivo y habría que generar la contención legislativa para el manejo y cuidado de esos datos", abundó.

El año pasado, la extorsión registró un alza del 29 por ciento, al pasar de 6 mil 606 víctimas en 2018 a 8 mil 523 en 2019, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Datos del Consejo Ciudadano refieren que el 90 por ciento de la extorsión es prevenible ya que se realiza por la vía telefónica y no implica un riesgo real para la víctima.