Nacional

AMLO planteará al G-20 que no puede haber empresas que censuren, tras bloqueo de Twitter a Trump

El canciller Ebrard explicó que no es admisible que una persona o un grupo tome decisiones sobre libertad por encima de los estados nacionales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó este jueves que planteará ante los miembros del Grupo de los 20 (G-20) que no puede haber particulares que se conviertan en órganos de censura.

Al ser cuestionado sobre la suspensión del presidente estadounidense, Donald Trump en redes sociales, AMLO consideró que no pueden existir organismos particulares que decidan quitar el derecho a la libre manifestación de las ideas.

"No puede haber un organismo particular, considero, en ninguna nación, en ningún estado nacional, que se convierta en un órgano de censura, la libertad debe garantizarse. Si existe alguna regulación, esto corresponde a los estados nacionales. No puede quedar en manos de particulares. Yo les adelanto que en la primera reunión que tengamos del G-20 voy a hacer un planteamiento sobre este asunto", apuntó.


López Obrador consideró que las redes sociales no deben ser usadas para incitar a la violencia, pero esto no puede ser motivo de suspender la libertad de expresión. "No debe ser una excusa", destacó.

Cuestionó que las empresas tengan el poder de erigirse como absolutas "en una especie de Santa Inquisición sobre las expresiones, manifestaciones, el derecho a ejercer la libertad, pero no solo eso, es tiempo también de revisar cómo es que se permite que la información particular se utilice con propósitos mercantiles o con otros propósitos", abundó.

Sobre el planteamiento que se hará al G-20, el canciller Marcelo Ebrard explicó que, por instrucciones presidenciales, ha habido comunicación con la Unión Europea y casi todos los países que conforman al grupo, debido a que la decisión de suspender a una persona de redes sociales plantea un nuevo escenario.

"La decisión de suspender una cuenta, y después miles de cuentas, lleva a un estado cualitativamente diferente (...) No es de admitirse que haya una persona o un grupo de personas que determinen por encima de los estados nacionales quién tiene derecho a expresarse y quién no. Sería como admitir que haya un gobierno supranacional que determine cuales son las libertades de los ciudadanos", aseguró.


Ebrard añadió que, debido a esto, se ha establecido contacto con todos los países que han expresado su desacuerdo para compartir esta preocupación y trabajar en una propuesta conjunta.

El 8 de enero, Twitter suspendió la cuenta del mandatario estadounidense de manera permanente. Esto tras una revisión en la cual se determinó que hay riesgo de una mayor incitación a la violencia.

En tanto, el 7 de enero, Facebook e Instagram determinaron que las cuentas de Trump en dichas redes sociales estarán bloqueadas indefinidamente por la misma situación.

Esto ocurrió luego de que el 6 de enero se registraran enfrentamientos entre la policía y simpatizantes de Trump, mismos que irrumpieron en el Capitolio para detener el conteo de votos electorales que afirmaron la victoria del presidente electo Joe Biden.

El incidente ocurrió luego de que esa mañana Trump llamara a sus simpatizantes a protestar por unas supuestas elecciones fraudulentas.