AMLO defiende derecho de asilo en embajada de México en La Paz
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

AMLO defiende derecho de asilo en embajada de México en La Paz

COMPARTIR

···
menu-trigger

AMLO defiende derecho de asilo en embajada de México en La Paz

bulletDio a conocer que la instrucción que tiene su administración es que se haga valer el derecho de asilo, por lo que, advirtió, “no podemos nosotros flaquear”.

Amilcar Salazar
02/01/2020
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El gobierno de México rechazó entregar a las personas que se encuentran refugiadas en su embajada en Bolivia, a pesar de ser acusados de terrorismo por el gobierno de Bolivia.

Durante la conferencia matutina de Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que la instrucción que tiene su administración es que se haga valer el derecho de asilo, por lo que, advirtió, “no podemos nosotros flaquear”.

Mientras que la embajada en La Paz cumple su séptimo día custodiada para impedir que salgan los excolaboradores de Evo Morales, y el gobierno interino de Jeanine Áñez ofrece un diálogo con el canciller Marcelo Ebrard en un país neutral para alcanzar un acuerdo.

De esta manera, justificó la protección que se les ha brindado a los 11 colaboradores del expresidente Evo Morales, cinco de ellos acusados en Bolivia por instigación a delinquir, sedición y terrorismo, a quienes calificó como “perseguidos políticos”. Afirmó que las órdenes de aprehensión fueron emitidas cuando ya estaban protegidos dentro de la residencia mexicana.

Mientras tanto, en el fraccionamiento de La Rinconada, donde se ubica la residencia mexicana en Bolivia, un grupo de ciudadanos pertenecientes a diversas organizaciones sociales, afines al gobierno interino de Áñez, demandan la entrega de los exfuncionarios del gobierno de Morales, con énfasis en Juan Ramón Quintana, exministro de la Presidencia, considerado la mano derecha del expresidente.

Además, acusan al gobierno mexicano de estar protegiendo a otros exfuncionarios, quienes ahora se enfrentan a procesos judiciales entre ellos: Javier Zavaleta, Héctor Arce, César Navarro, Wilma Alanoca y Hugo Moldiz, además del exgobernador de Oruro Víctor Vasquez, el exviceministro Pedro Dorado, y el exdirector de la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (AGETIC), Nicolás Laguna.

Durante un encuentro con medios de comunicación, la canciller de Bolivia, Karen Longaric, no descartó la posibilidad de llegar a una solución con el gobierno mexicano, sin que se encuentre el salvoconducto en la mesa como una moneda de cambio.

“Confío en que vamos a llegar a una solución sobre ese tema y para ese efecto hay la intención de una reunión entre cancilleres, esperemos, no me quiero anticipar a emitir criterio cuando hay la posibilidad de conversar y dar una solución razonable a este tema. Hay muchas instancias que se han ofrecido para aproximarnos a una conversación cordial”, dijo este jueves ante las declaraciones de López Obrador.

Sin precisar una fecha, abrió la posibilidad para que se lleve a cabo una reunión con el canciller Marcelo Ebrard para abordar el tema en un país neutral.

“No se ha determinado fecha, estamos viendo cuándo es la fecha propicia y eso obviamente será en acuerdo con el canciller de México”, apuntó la funcionaria del gobierno interino.

Por la mañana, López Obrador insistió en que con la entrega de los ex funcionarios se estaría acabando con el derecho de asilo, “que para México es sagrado”, dijo.

“Es un asunto de principios. No vamos a caer en ninguna provocación, es defender nuestros principios de política exterior”, añadió el titular del Ejecutivo Federal.

Además, reconoció el desempeño que tuvo María Teresa Mercado, embajadora de México en Bolivia, declarada como persona ‘non grata’ por el gobierno interino de Áñez.

Se refirió a ella como “una diplomática de primer orden, que actuó con inteligencia y firmeza”, que seguramente, la Secretaría de Relaciones Exteriores “va a saber reconocer su trabajo”.

Al respecto, la ex embajadora se dijo “honrada de servir a mi país y de su tradición de asilo”.