Nacional

Investigadores alertan por altas temperaturas en Morelos... ¡de hasta 60 grados centígrados!

Rubén Castro, investigador adscrito a la UAEM, dijo que entre los principales factores que causan las temperaturas está la sequía y el cambio de suelo para la producción de agave.

Investigadores del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), detectaron en la región sur de la entidad registros de temperaturas anormales de hasta 60 grados centígrados, lo cual, señalaron, ya causó alteraciones en el hábitat de la zona.

El jefe del programa educativo de la maestría de Recursos Naturales del CIB, Rubén Castro Franco, señaló que los principales factores de dichos registros son la extensa sequía, el cambio de suelo para la producción de agave, la tala de árboles y el cambio climático.

Respecto a la tala, acusó que la misma fue fomentada por el Gobierno estatal al permitir que se incrementara el área de sembradío de la planta.

"Incluso la deforestación fue propiciada desde el Gobierno con programas donde se permitió la ampliación de la frontera agrícola para plantar, por ejemplo, el agave para producir tequila, lo que provocaba la pérdida de biodiversidad", explicó.

Sostuvo que desde hace varios años han monitoreado a la fauna local durante trabajos de campo en la Sierra de Huautla, la cual comprende los municipios de Ayala, Jojutla, Tepalcingo y una zona de Tlaquiltenango y, dijo, en los últimos monitoreos encontraron los resultados anormales.

Castro Franco informó que estos hallazgos indican que existen "gravísimos problemas de carácter ambiental que deben ser atendidos, y el CIB puede contribuir con propuestas para revertir el deterioro ambiental que ha provocado el cambio del clima".

El investigador hizo referencia a un caso que la Organización Meteorológica Mundial (OMM) mencionó recientemente, en el que Mitribah, en Kuwait, había alcanzado los 53.9 grados centígrados de temperatura. En Morelos, señaló, se ha rebasado ese parámetro.

"Ese mismo fenómeno ocurre en la región sur de Morelos donde se ubica la sierra de Huautla, que comprende los municipios de Ayala, Jojutla, Tepalcingo, pero también en una zona de Tlaquiltenango, sitios en los que se registran altas temperaturas", agregó.

El fenómeno, dijo, es poco perceptible en las ciudades pero ya se siente con las oleadas de calor.

"En el campo está ocurriendo este evento que nos parece extremadamente peligroso, ya no detectamos actividad de la fauna característica de esos lugares, como lagartijas o iguanas a esa hora, cuando los reptiles son los que más gustan de las altas temperaturas y estarse moviendo entre rocas, suelo y árboles", explicó.

El investigador agregó que se realizan muestreos que indiquen si las lagartijas están cambiando el uso de micro hábitats o migrando a lugares mas sombreados, lo que les permita jadear para ventilarse.

"Cuando muestrean fauna, hacen mediciones con termómetros láser en el suelo, aire y sustrato, y han encontrado que las temperaturas han llegado hasta 60 grados, obviamente se correlaciona a la ausencia de actividad, en completa sequía, en los meses de abril y mayo cuando la vegetación pierde hojas y la radiación es intensa", añadió.

El investigador del CIB dijo que la propuesta de este centro es el aprovechamiento, uso y manejo adecuado de los recursos naturales cuentan con alternativas para que los habitantes realicen actividades productivas sin perder la selva baja caducifolia.

Castro Franco explicó que los investigadores del CIB detectaron esta situación entre las 11 y 15 horas, las cuales son consideradas como las más críticas.

El Financiero buscó a Protección Civil estatal, quienes señalaron que hasta el momento no se tiene el registro de esta información en su base de datos.