Al no adherirse al Insabi, Orozco arriesga salud en Aguascalientes
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Al no adherirse al Insabi, Orozco arriesga salud en Aguascalientes

COMPARTIR

···
menu-trigger

Al no adherirse al Insabi, Orozco arriesga salud en Aguascalientes

bulletDejará de recibir los recursos necesarios para brindar atención médica a la población más necesitada y se paralizarán obras de hospitales en construcción, habrá escasez de medicamentos.

Redacción
21/01/2020
Martín Orozco
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Martín Orozco, gobernador de Aguascalientes, pone en riesgo la salud de los habitantes de esa entidad, al no aceptar la carta de intención propuesta por el gobierno federal para desaparecer el Seguro Popular, pues dejará de recibir los recursos necesarios para brindar atención médica a la población más necesitada y se paralizarán obras de hospitales en construcción, habrá escasez de medicamentos y no habrá recursos suficientes para atender a la población, estén o no afiliados al padrón del Seguro Popular, señalan expertos.

Tampoco habrá recursos suficientes para el pago de médicos y enfermeras, pues todos esos gastos los contempla el presupuesto de los 40 mil millones de pesos asignados al Seguro Popular, de los cuales no tendrán derecho los estados que no se adhieran al Instituto de Salud para el<Bienestar (Insabi).

De acuerdo con la investigadora de la universidad de Harvard, Viridiana Ríos, esta situación podría provocar también que se tenga la necesidad de aumentar la recaudación o reducir la oferta de servicios médicos, ya que los estados que no acepten el Insabi tendrán que asumir sus propios gastos.

De acuerdo con la senadora Margarita Valdez, tanto en Aguascalientes como en otros estados, sobre todo panistas, esto traerá consecuencias para la población, pues “su postura es más de tinte político”.

Indicó que el primer riesgo que se corre es que los trabajadores del antiguo Seguro Popular se encuentren en una incertidumbre de saber dónde van a ser acogidos. No obstante, confió en que la atención a los beneficiarios, que en el caso de Aguascalientes suman más de 300 mil, no tenga ninguna afectación.

Otros riesgos son, dijo, que las entidades que no entren al Insabi se quedarían atrás en proyectos, en programas y en medidas preventivas de algunos padecimientos.

Todo ello a pesar de que el gobernador ha dicho en diversas entrevistas que aunque no se adhiera al Insabi, se seguirá atendiendo a todos los beneficiarios del seguro Popular. Sin embargo, reconoce que si el padrón de beneficiarios aumenta, se van a complicar las cosas.

“El tema central es que nosotros tenemos un presupuesto que el Presidente ya confirmó que llegará a los estados y que su base es 2019. Ese presupuesto para nosotros es con base en un padrón que venía del Seguro Popular, pero si el padrón se nos va a incrementar en el Insabi nos va a crecer el gasto con nuevas enfermedades, va a aumentar el gasto porque ya no hay cuotas”, dijo.