Nacional

Al año, 700 mil estudiantes dejan la preparatoria: INEE

La directora de Evaluación de Contenidos y Métodos Educativos del INEE, Pamela Manzano, informó además que aproximadamente una quinta parte de los alumnos de segundo grado de bachillerato trabaja.

Cada año 1.2 millones de niños y jóvenes abandonan la educación obligatoria en México, y de ese total, 700 mil dejan la Educación Media Superior; es decir, tres mil 500 cada día del calendario escolar, informó el consejero de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), Bernardo Naranjo Piñera.

Esos resultados se discutieron durante la mesa pública de análisis "¿Qué hacen los planteles de Educación Media Superior contra el abandono escolar?", en la que se dio a conocer la Evaluación de la Implementación Curricular en Educación Media Superior (EIC-EMS).

Sobre la deserción de estudiantes de preparatoria, la directora de Evaluación de Contenidos y Métodos Educativos del INEE, Pamela Manzano Gutiérrez, informó que la reprobación durante la formación académica es una de las principales causas que ocasiona que miles de estudiantes de Educación Media Superior (EMS) se vayan de la escuela cada año; además de que, a nivel nacional, aproximadamente una quinta parte de los alumnos de segundo grado de bachillerato trabaja.

En el evento moderado por el periodista Leonardo Kourchenko, Pamela Manzano destacó que los estudiantes que tienen un empleo, al dividir su tiempo entre la escuela y el trabajo, están en mayor riesgo de dejar sus estudios.

Pamela Manzano dio a conocer que entre las tareas que han emprendido los planteles de Educación Media Superior para combatir el abandono escolar se encuentran: dar seguimiento a las calificaciones de los alumnos, convocar a los padres de familia para buscar alternativas de apoyo, otorgar y gestionar becas o estímulos académicos y ofrecer tutorías con maestros.

Luego de comentar que este problema compromete el cumplimiento del derecho a la educación, recordó que el INEE emitió las siguientes recomendaciones: mejorar la formación de tutores, académicos y las condiciones institucionales para el adecuado desempeño; fortalecer las competencias docentes para generar interacciones pedagógicas pertinentes a las necesidades educativas de los jóvenes y afianzar la identidad de ellos en la escuela promoviendo ambientes escolares seguros, incluyentes y democráticos.

La evaluación se aplicó en tres mil 11 escuelas, con el mismo número de directores, 25 mil 150 docentes de segundo grado de bachillerato y 74 mil 145 estudiantes de ese grado, de las 32 entidades federativas.