Nacional

Adriana Reyes desapareció en Morelos tras visitar a expareja; familiares piden investigarlo

La familia señaló que el sujeto ha violentado antes a la mujer, por lo que exigen a la Fiscalía estatal que se le investigue.

Adriana Margarita Reyes Rufino, de 32 años de edad, desapareció el pasado 26 de enero, luego de visitar al padre de sus hijos. Hoy, su madre y sus hermanos piden a la Fiscalía General del Estado de Morelos acelerar la búsqueda y localización de la joven madre.

"Hasta ahorita no hemos tenido más avances de las autoridades, lo único que sabemos es que iban a solicitar información a través de oficios a Telcel, para rastrear la última ubicación en donde estuvo, pero que iba a ser hasta este martes porque se atravesaba el fin de semana y día festivo", explicó Hugo Enrique Reyes, hermano de la víctima.

Hugo Reyes afirmó que Adriana fue vista por última vez el mismo 26 de enero, cuando acudió a casa de su expareja a dejarle a sus hijos para que ella se dirigiera a sus labores.


Sin embargo, se enteraron de que ella había desaparecido cuando compañeros de su trabajo llamaron a su casa preguntando por ella, pues no se presentó a laborar, aunado a que ellos fueron testigos de los pleitos con el papá de sus hijos, quien constantemente la molestaba en la plaza donde trabaja.

Cuando sus hermanos y su mamá ya no tuvieron noticias de ella e iniciaron su rastreo con demás familiares y amigos, la expareja les informó que él "la había visto abordar un Uber", versión a la que no dieron crédito.

"Le intentamos marcar a su número varias veces, pero nos mandaba a buzón, entonces fuimos a buscar a esa persona (el papá de sus hijos) nos dijo que la última vez la vio subirse a un Uber", abundó.

El hombre narró a los hermanos de Adriana que ella se transportaba en un automóvil de dicha aplicación, un Nissan March color azul, tras lo cual ya no se supo nada de ella.


Por tanto, familiares solicitaron que se investiguen a quien consideran el principal sospechoso, su expareja, quien presumen puede estar relacionado con la privación ilegal de la libertad de la mujer, ya que refieren que meses antes la había hostigado y violentando, incluso la molestó en su centro de trabajo, situación por la que meses atrás se separó de él.

Los familiares mencionaron que la expareja de Adriana provocó que el hijo mayor de ambos, de 12 años de edad, se pusiera en contra de su madre, a tal grado de irse de casa. Asimismo, exigen la aparición con vida de la joven.