A esta comunidad de Oaxaca le 'robaron la música', y tras la solidaridad piden solución a escasez de agua
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

A esta comunidad de Oaxaca le 'robaron la música', y tras la solidaridad piden solución a escasez de agua

COMPARTIR

···
menu-trigger

A esta comunidad de Oaxaca le 'robaron la música', y tras la solidaridad piden solución a escasez de agua

bulletYásnaya Elena señaló que la respuesta social ante el robo de 54 instrumentos de la Orquesta Filarmónica de su comunidad ha sido inmediata, pero que tienen dos años con problemáticas para abastecer el agua.

Redacción
19/12/2019
Actualización 19/12/2019 - 23:49
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A la Orquesta Filarmónica de la comunidad de San Pedro y San Pablo Ayutla, en Oaxaca, le robaron 35 instrumentos la semana anterior, una noticia que generó solidaridad y una respuesta casi inmediata de parte de las autoridades luego de que la activista Yásnaya Elena informará sobre esto en Twitter.

Ante la solidaridad recibida, la activista aprovecha el momento y el foco de atención en el que se han convertido para denunciar otra problemática con dos años sin ser atendida: la escasez de agua en la zona.

La activista explicó que hasta 2017 contaba con un manantial de donde habían tomado agua por generaciones.

“Hace dos años en 2017 un grupo armado, relacionado con funcionarios de una comunidad vecina, tomó violentamente un manantial y en una de las diligencias hubo un ataque armado donde estuvimos muchas personas. Ahí falleció un comunero y fueron secuestradas 4 mujeres. En ese momento cerraron las válvulas y en 2017 dinamitaron todo el sistema de agua potable”, agregó.

Yásnaya señaló que mientras el robo de los instrumentos generó una respuesta casi inmediata, este problema ha quedado sin solución durante este tiempo, por lo que hizo un llamado a las autoridades competentes a atender y solucionar la problemática.

“A pesar de las promesas que hemos tenido del estado de reconectar el agua, no hay solución. El agua es un derecho humano, y la respuesta ha sido hasta de negar la situación”, dijo.

Señaló que, pese a lo anterior, ha habido misiones de observación de organismos internacionales que han documentado el hecho, material que sirve de respaldo cuando la autoridad intenta negar la problemática.

“La autoridad en mi comunidad lanzó un comunicado agradeciendo la respuesta tan entusiasta (sobre el robo de los instrumentos) pero recordando la situación donde la comunidad hace esfuerzos extraordinarios para proveer a las escuelas y casas de agua potable”, concluyó la activista.