800 elementos del Ejército vigilan ducto Tuxpan-Azcapotzalco: Sedena
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

800 elementos del Ejército vigilan ducto Tuxpan-Azcapotzalco: Sedena

COMPARTIR

···
menu-trigger

800 elementos del Ejército vigilan ducto Tuxpan-Azcapotzalco: Sedena

bulletEl general Arturo Velázquez señaló que los 311 kilómetros de dicho canal serán monitoreados a partes iguales por las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina.

Redacción
15/01/2019
Actualización 15/01/2019 - 11:26
General Arturo Velázquez
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Arturo Velázquez, general del Ejército encargado de la seguridad de los ductos de Pemex, informó este martes que el número de elementos que participan en la vigilancia del ducto Tuxpan-Azcapotzalco subió a 800.

"Con anterioridad teníamos 500 elementos, ahorita vamos a incrementarlos a 800", dijo en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Estos elementos forman parte de los 5 mil 99 del Ejército, de la Secretaría de Marina y de la Secretaría de Seguridad Pública federal que están desplegados en tareas de vigilancia desde el pasado 5 de enero.

A estas tareas se refirió el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que el ducto fue nuevamente saboteado el lunes.

"Ayer hicieron precisamente eso, romper ductos, actos de sabotaje, nos sacaron de operación algunos ductos, salió de operación el ducto de Tuxpan a Azcapotzalco y se está actuando con rapidez para repararlos con la seguridad que se debe tener en estos casos para no poner en riesgo la vida de los ciudadanos y los trabajadores", destacó.

El general Velázquez explicó además que la vigilancia de los 311 kilómetros del conducto será realizada a partes iguales por las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, que en promedio cuidarán 160 kilómetros cada una.

Velázquez agregó que en el trayecto del ducto de Pemex se establecerán 16 comandantes que contarán con dos células cada uno para que la vigilancia sea más efectiva, que se sumarán a la vigilancia aérea con la que ya cuentan dichos canales.

El general agregó que una de las hipótesis que maneja el Gobierno sobre el sabotaje a los ductos de Pemex es que lo hacen para "dejarlos ciegos".

Detalló que cuando Pemex suspende el suministro de un ducto por una pérdida de presión o fuga, los sensores al interior de este dejan de funcionar por lo que "dejamos de saber el lugar exacto en el que se está produciendo el daño".

Juan Francisco Rivera, técnico encargado de transporte de Pemex, explicó que la administración federal analiza una iniciativa que buscaría prohibir o regular la venta de un tipo de válvula utilizada en el robo de combustible.

"Hay una iniciativa que propone prohibir o regular la venta de este tipo de válvulas para evitar que se sigan haciendo tomas clandestinas ", señaló.

El técnico señaló que dependiendo de la gravedad de la fuga, el personal de Pemex puede repararla en 1 o 2 horas o puede invertir hasta 12 "por los protocolos de seguridad que tiene que haber para nuestra gente y por los trabajos de recuperación de todo el producto".