Nacional

¿Qué tan bueno es que tu ‘lomito’ viaje en avión?

Hay ciertas razas para las que los viajes aéreos pueden ser sumamente peligrosos, como los bulldogs y los pugs.

Con las vacaciones, empieza la planificación para salir de la rutina a algún destino especial, y sin duda, una de las cosas más difíciles al viajar es dejar a tu mascota en casa, pero si estás pensando en llevarlo contigo y la única manera de llegar a tu destino es en avión, te decimos qué tan seguro es para tu perro viajar en este medio de transporte.

Lo primero que debes es que la mayoría de especialistas no recomiendan que los perros viajen en avión ya que esto podría significar una situación sumamente estresante para ellos. Además, debes considerar todos los riesgos que un vuelo puede implicar tanto en la salud de tu mascota como durante su traslado.

Es muy importante recalcar que hay ciertas razas para las que los viajes aéreos pueden ser sumamente peligrosos como los bulldogs y los pugs. Este peligro es en general para ser razas que cuentan con caras ‘chatas’; al tener nasales cortos, son vulnerables a la falta de oxígeno y a los golpes de calor, según reporta Humane Society of the United States.

Esta organización insiste en que si hay otra manera de llegar a tu destino que no sea el avión es preferible para que tu lomito esté más sano y feliz durante el viaje.

Consejos para viajar de manera segura

Si tu única alternativa es transporte por vía aérea te damos unos consejos para que sea lo más seguro para tu mascota. Toma nota.

  • Viaja en el mismo vuelo que tu perro
  • Ponle a tu mascota un collar que no pueda engancharse en las puertas del transportador.
  • Córtale las uñas antes del viaje.
  • Intenta hacer que tu perro se familiarice con el transportador al menos un mes antes del vuelo.
  • Por ningún motivo le des tranquilizantes a tu lomito antes del vuelo.
  • Evitar volar en temporada alta, para evitarle más estrés.
  • No alimentarlo al menos seis horas antes del viaje.
  • En medida de lo posible realiza vuelos directos.
  • Asegúrate que el transportador cuente con la correcta ventilación.
  • Realiza la reserva con tiempo suficiente para asegurar que tu perro podrá viajar en cabina contigo