Nacional

Escándalo de casa en Houston: renta de inmueble no fue registrada en el sistema de Texas

Esto podría significar que la operación se realizó por fuera, entre particulares, que no hubo pago de renta

Las polémica casa de José Ramón López Beltrán, hijo de Andrés Manuel López Obrador, sigue dando de que hablar y es que pese a que la esposa, Carolyn Adams, dijo que rentó la vivienda con toda formalidad y bajo las reglas de Estados Unidos, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) tiene otros datos.

En un comunicado la organización civil informó que la renta del inmueble no fue registrada el el sistemas de bienes raíces de Texas.

“Si rentaron la casa, tienen que declarar en el sistema de HAR, que es el sistema que usan los agentes en Houston”, señaló para MCCI una agente de bienes raíces con licencia para operar en Texas.

Tras el hallazgo sobre la nula relación con el sistema de bienes raíces estadounidense, esto podría significar que la operación se realizó por fuera, entre particulares, que no hubo pago de renta o relación de contrato de por medio.

Hace algunos días un exejecutivo de Baker Hughes citado por arrendar su casa de Houston al hijo mayor de AMLO aseguró que no tenía conocimiento previo de quién era el arrendatario.

Keith Schilling, quien trabajó para Baker Hughes entre 2016 y 2019, habló públicamente por primera vez sobre su participación, a través de un comunicado enviado por correo electrónico a Bloomberg News.

Su casa estaba vacía y disponible para alquilar después de que Schilling se mudó para administrar el negocio de Canadá del gigante de servicios petroleros, dijo.


“No tenía ninguna relación previa, conexión personal o familiaridad con el arrendatario o la familia del arrendatario de ninguna forma”, subrayó Schilling. “En cualquiera de mis roles en Baker Hughes, no tenía responsabilidad por ninguna actividad comercial relaciona con o en México”.

Además, varios accionistas de la empresa estadounidense solicitaron investigar un potencial conflicto de interés e irregularidades .

Esto debido a que Baker Hughes tiene contratos con el gobierno de AMLO por más de 151 millones de dólares en obras para Petroleros Mexicanos (Pemex).

“Estos hechos crean la percepción de un posible conflicto de interés y un escenario potencial que podría haber cruzado la línea de las obligaciones legales y éticas de Baker Hughes. Por tal motivo, se justifica una denuncia y es necesaria una investigación”, se lee en la carta que el abogado de la empresa, Juan Carlos Luna, envío al Departamento de Justicia.

Con información de Bloomberg.


También lee: