Nacional

Cáncer durante el embarazo: el problema olvidado en la agenda de salud pública de México

Diariamente mueren aproximadamente 810 mujeres en el mundo por causas evitables relacionadas con el embarazo y el parto.

En México, cada año se presentan entre 2 mil y 3 mil casos de mujeres embarazadas con algún tipo de cáncer, de acuerdo con cifras del International Network, Infertility and Pregnancy.

Esta situación coloca a las mujeres en un escenario de incertidumbre, pues generalmente cuando son recibidas en instituciones públicas, lo más común es que se les sugiera la interrupción del embarazo, para luego ser tratadas oncológicamente.

Este problema no está contemplado en la agenda pública de salud del país, pese a las delicadas cifras en la materia: la primera causa de muerte materna en México se debe a causas directas no infecciosas, en donde se ubican casos de mujeres embarazadas y con cáncer; la segunda razón se atribuye a hemorragias y la tercera a causas hipertensivas.

El cáncer de mama es el más frecuente en el país al registrar alrededor de 27 mil 500 casos por año y 7 mil defunciones.

La muerte materna representa un foco rojo en las agendas de salud nacionales e internacionales. Diariamente mueren aproximadamente 810 mujeres por causas evitables relacionadas con el embarazo y el parto, y el 94 por ciento de estos decesos se produce en países de ingresos bajos y medios.

La fundación Padma en alianza con CREHER (Clínica de Referencia de Enfermedades Hemato-Oncológicas durante el Embarazo), que es el único centro de salud público que se dedica a tratar a las mujeres con cáncer durante el embarazo a nivel nacional, las apoya con gastos en transporte, medicamentos, vivienda, y estudios especializados.

“Ha habido un problema en el abastecimiento de medicamentos oncológicos en el país. La fundación se ha dedicado estos últimos meses de manera muy puntual a conseguir y comprar estos medicamentos, buscar donantes a nivel internacional para poder proveer de estos medicamentos a nuestros pacientes”, señaló Valeria Benavides, presidenta de Padma, en entrevista con El Financiero.

“De 111 casos que se han tratado en esta clínica, el 80 por ciento son casos de éxito, en donde ambos sobreviven y están sanos, ese otro 20 por ciento son casos en que fallece la mamá, el bebé o lamentablemente los dos”.

En el marco del Día Mundial contra el Cáncer, que se conmemora cada 4 febrero, es importante “hacer conciencia de lo importante que es cuidarnos, escuchar nuestro instinto cuando sabemos que algo no está bien”, apuntó Benavides.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la mayoría de las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama en etapas iniciales (I y II), si reciben tratamiento, tienen un buen pronóstico, con tasas de supervivencia a 5 años del 80 al 90 por ciento.

Desafortunadamente, en muchos de los países en América Latina y el Caribe las mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama en etapas tardías.

“Por unos cuidados más justos” es el lema que designó el órgano interamericano para este 2022. Las mujeres interesadas en conocer más acerca de la fundación Padma y los servicios que ofrece pueden hacerlo a través de la página www.fundacionpadma.org.