Nacional

Tabasco tiene 414 mercados de explotación sexual, acusa activista

Olimpia Coral Melo pidió apoyo para denunciar a los mercados donde se comercializan fotos y videos íntimos de mujeres.

Al dar un mensaje al gobierno de Tabasco, la activista Olimpia Coral Melo Cruz pidió apoyo para denunciar 414 mercados de explotación sexual en la entidad en donde se comercializan fotos y videos íntimos de mujeres, incluídas menores de edad.

En ese sentido, citó a la cuenta de Twitter Amigas de Villahermosa que desde hace tiempo ha exhibido a sujetos que han sido identificados por almacenar en la nube el material y lucrar con él, ofreciendo incluso datos de específicos de las víctimas.

“Llevan muchos, pero muchos meses tratando de denunciar y desenmascarar a los más de 414 mercados de explotación sexual que existen en Tabasco”, acotó.


En la conferencia virtual, Melo Cruz recordó que esta semana el gobernador Carlos Manuel Merino Campos envió al Poder Legislativo una iniciativa para homologar la “Ley Olimpia” en el estado y señaló que no se trata de un mero instrumento jurídico, sino de apoyar una causa completa.

Es así que Tabasco sería el estado 30 en contar con este conjunto de cambios a la ley y el primero en adecuar su marco jurídico de acuerdo a lo que ya existe en el plano federal.

“Vivimos en un país desgraciadamente con más del 84 por ciento de impunidad para delitos sexuales, todavía existe la revictimización, por eso es importante para mí pedirles que más allá de la aprobación le demos continuidad también a la prevención, a la acción y a la capacitación”, dijo.

Sostuvo que la violencia digital daña la seguridad, intimidad y la vida digna de las personas, por lo que es importante tomar acciones para evitarla y erradicarla.

Sugirió no enfocarse en ver al ‘sexting’ como un delito, pues si bien no es algo que deba normalizarse, lo que realmente hay que castigar es que se tome o produzca contenidos sexuales sin consentimiento de por medio.

“Hay una línea muy delgada entre esta reforma y la merma a la libertad de expresión, por eso es importante que no toquemos ese tipo de fibras, que nos llevemos directamente hacia la producción y difusión como verbos rectores de este delito”, sostuvo.

Agregó que la punibilidad tampoco es la “panacea”, pero sí es el primer paso para garantizar la acción de las autoridades ante las denuncias, sobre todo para dar apoyo a las víctimas, investigar y finalmente promover la prevención.

Además, pidió llevar campañas para las mujeres indígenas, afrodescendientes y aquellas que viven en zonas marginadas para que estén al día con el uso de las tecnologías y conozcan sus derechos.