Nacional

Ebrard irá a cumbre G20 en lugar del Presidente

Uno de los puntos centrales de esa reunión de líderes es el cambio climático.

El canciller Marcelo Ebrard asistirá, en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, a la Cumbre de Líderes del G20 que se realizará en Roma, Italia, el 30 y 31 de octubre próximos.

La cumbre de Roma, en la que uno de sus puntos centrales será el combate al calentamiento global de cara a la conferencia sobre cambio climático COP26 de las Naciones Unidas, que se celebrará en Glasgow, tampoco asistirán el ruso Vladimir Putin y el nuevo primer ministro de Japón, Fumio Kishida.

“Habrá un énfasis muy importante en paralelo a Glasgow, a la COP26, respecto a qué medidas se pueden tomar en este escenario de dificultad económica para acelerar el paso frente al cambio climático, porque el reporte que se presentó en agosto de en qué punto estamos es alarmante, que marca que vamos hacia un calentamiento incluso superior al que estaba previsto”, dijo.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores puso énfasis ayer en que los líderes del G20 buscarán cómo resolver los problemas económicos de corto plazo y, al mismo tiempo, qué se puede hacer para acelerar las acciones que permitan reducir el calentamiento global.

No obstante, organizaciones ambientales como Greenpeace han señalado, sobre la reforma eléctrica del gobierno mexicano, que la pugna ideológica entre lo público y lo privado no debe retrasar la transición energética justa que reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero del sector que, según el más reciente inventario de emisiones, es el que más aporta en el país.

De acuerdo con el canciller, otros temas que se abordarán son el problema de suministro en todo el mundo que amenaza la economía, además del incremento muy notorio de los precios que tiene que ver con energía, así como el incremento de los precios de los alimentos, commodities y bienes de consumo intermedio.

“Un punto central de preocupación es ese, porque si no la posibilidad de una recuperación económica se va a poner en riesgo. Pienso que ese será uno de los elementos centrales. Y cómo vamos a facilitar que en 2022 efectivamente haya una recuperación no sólo económica, sino también social, que sea más o menos equitativa, y que no sean sólo algunos países los que tengan la recuperación más relevante”, agregó.

Ebrard refirió que, antes del arranque de la cumbre del G20, sostendrá reuniones bilaterales, una para atraer inversión a la península de Yucatán con un astillero en Puerto Progreso, y otra para traer otra vacuna a México.