Nacional

Prohibición de vapeadores y cigarros electrónicos es inconstitucional: Suprema Corte

Los votos a favor estuvieron relacionados a la violación de la libertad del comercio y al libre desarrollo de la personalidad de los consumidores.

Con siete votos a favor, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que la prohibición absoluta en México de los cigarros electrónicos y vapeadores es una medida desproporcionada e inconstitucional.

“La prohibición tendrá que ser directa sobre las particularidades propias de éstos productos, no por no ser similares al tabaco, por eso me parece inconstitucional en este caso”, dijo durante su participación la Ministra, Ana Margarita Ríos Farjat.

Si bien en lo general se ve como inconstitucional y desproporcionada la prohibición de los productos similares al tabaco, existieron cuatro reservas que se conversarán en privado por el Pleno.

“Ahorita el pronunciamiento es si esta prohibición es constitucional o no, no nos estamos pronunciando si eventualmente se genera la inconstitucionalidad y se regula de otra forma, no estamos adelantando un criterio que analizaremos en ese momento”, refirió Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN.

Algunos votos concurrentes estuvieron relacionados a la violación de la libertad de comercio y al libre desarrollo de la personalidad; si la prohibición es por temas de salud se debe regular desde otras políticas.

Con esto se resolvió la contradicción de tesis 39/2021 en relación con la constitucionalidad del precepto de la Ley General para el Control de Tabaco que la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que encabeza Alejandro Svarch, y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, han empleado para prohibir el consumo de cigarros electrónicos.

“El Estado carece de legitimidad para prohibir a las personas adultas plenamente capaces que en condiciones de racionalidad adecuadas decidan el consumo relativo, y que ese consumo es parte de su plan de vida y asumen libremente el costo que para su salud o su vida puedan conllevar”, pronunció la Ministra, Norma Lucía Peña.

Hasta septiembre pasado, la organización México y el Mundo Vapeando (Mexvap) compartió a El Financiero que suman casi mil amparos de consumidores para poder tener un acceso legal a los vapeadores, como una medida para dejar el cigarro, pero de estos solo se han resuelto 16.

“Hemos presentado, contando los dos decretos anteriores (desde 2019), aproximadamente 700 amparos, tenemos una proyección de que se se presenten unos 250 a 300 amparos en esta ocasión contra el último decreto del 16 de julio, por una cuestión inequitativa donde dejan a los productos de tabaco calentado, pero no a los vapeadores”, comentó Juan José Cirión Lee, presidente de la organización.

Detalló que solo se han resulto 16 amparos, todos en favor de los consumidores que buscan su acceso al vapeo, donde los jueces están considerando que la prohibición es inconstitucional y contra los derechos humanos.

Independientemente de los amparos y el tiempo que se ha tomado su proceso, Cirión alertó que la falta de regulación para importar y vender vaporizadores en México ha disparado la presencia de productos en el mercado negro.

“Es claro que lamentablemente el mercado negro se ha convertido en un importante canal de distribución de los vaporizadores, representado un obstáculo para quienes desean superar el vicio del tabaquismo”, refirió.

De acuerdo con estimaciones de Mexvap, el 35 por ciento de los usuarios de vapeo, que en su total asciende a un millón de personas, regresaron a fumar cigarro por la prohibición, pues los consumidores temen que se les complique o no puedan encontrar productos ilegales.