Nacional

CELAC, un buen encuentro pese a diferencias: AMLO

La confrontación política es consustancial a la democracia, no podemos todos pensar de la misma manera, afirmó el presidente mexicano.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó la mañana de este lunes que, pese a las diferencias, es positivo el balance de la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se llevó a cabo el sábado en la Ciudad de México.

“El balance sobre la CELAC es muy positivo. Participaron muchos presidentes, ministros, diplomáticos, de América Latina, del Caribe. Hubo un buen encuentro a pesar de las diferencias. Llevaba ya mucho tiempo que no se llevaba a cabo una reunión así porque no había coincidencias, había confrontación, esto se expresó en la reunión de la CELAC pero es parte de la diversidad y de lo que es la pluralidad democrática. La confrontación política es consustancial a la democracia, no podemos todos pensar de la misma manera, lo importante es que en la diversidad podamos llegar a acuerdos y eso se logró”, aseguró el mandatario.

Destacó que sobre todo en temas fundamentales, como el de la salud y la cooperación, se llegó a acuerdos para que no falten vacunas en la región, por un lado, y para crear un fondo para apoyar a países en situación de desastre cuando son afectados por inundaciones o sismos.


En la reunión de la CELAC el sábado, la inesperada aparición de último minuto en la Ciudad de México del presidente venezolano Nicolás Maduro desencadenó un enfrentamiento con líderes aliados de Estados Unidos y revivió la división ideológica entre los gobiernos de América Latina.

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, abrió su discurso en la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, o CELAC, reiterando que no considera legítimo el gobierno del líder venezolano.

“Mi presencia en esta cumbre de ninguna manera representa un reconocimiento al gobierno de Nicolás Maduro”, dijo Benítez. “No hay ningún cambio en la postura de mi gobierno y creo que lo más caballeroso es decírtelo a la cara”.

Benítez y varios otros gobiernos regionales aliados de Estados Unidos no reconocen al gobierno venezolano como legítimo debido a las irregularidades que rodearon la reelección de Maduro en 2018. El líder uruguayo Luis Lacalle criticó la falta de democracia en Venezuela, Cuba y Nicaragua.

Maduro respondió desafiando a Benítez y Lacalle a un debate sobre democracia, en Paraguay, Venezuela o en cualquier otro lugar de la región. Este fue el primer viaje de Maduro al extranjero desde que Estados Unidos lo acusó de cargos de tráfico de drogas el año pasado y ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por información que condujera a su arresto.

Mientras se desarrollaba la reunión, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia publicó un comunicado en el que atacaba la falta de “principios democráticos” de Maduro.

El presidente López Obrador dijo que la CELAC podría convertirse en el principal instrumento para unir a las naciones de la región. A través de él, los gobiernos de la región pueden construir “algo parecido a la comunidad económica que fue el origen de la actual Unión Europea”, dijo López Obrador.

López Obrador y otros líderes de izquierda ven a la CELAC como una alternativa a la Organización de Estados Americanos con sede en Washington, que excluye a Cuba. Pero su visión se vio socavada por la ausencia de actores clave, en particular el gobierno de Brasil, el país más poderoso de la región, que suspendió su participación en las reuniones de la CELAC el año pasado.

El líder argentino Alberto Fernández canceló su viaje a México por la crisis política interna del país, mientras que los presidentes de Colombia y Chile tampoco asistieron.

Con información de Bloomberg