Nacional

El rumbo de la estrategia de seguridad de AMLO en 9 frases

La estrategia de seguridad del presidente López Obrador, así como los problemas con los grandes grupos criminales, son algunos temas que se tocaron este jueves.

Este jueves se realizó el foro EF Meet Point. Estrategia de seguridad ¿A dónde nos lleva?, en el que participaron Edna Jaime, directora general de México Evalúa; Ana María Salazar y Eduardo Guerrero, columnistas de El Financiero.

En este foro conducido por Omar Cepeda, conductor de El Financiero Bloomberg, se abordaron temas como la Guardia Nacional, la inseguridad en las fronteras, lo que le espera a México con la estrategia de seguridad del presidente, entre otros.

Estas son las mejores frases de este foro:


Eduardo Guerrero

1.- “Los buenos elementos de la Policía Federal se fueron, porque tenían la oportunidad de conseguir chamba en algún otro lugar, los contrataron empresas privadas, gobiernos estatales, y los peores elementos, aquellos que no tenían buen perfil, buen nivel, o miedo de salir al mercado laboral se quedaron en la Guardia Nacional”.

1.- “Tiene que ser un Gobierno mucho más rápido y ágil para responder a las urgencias porque de otra manera la violencia tiene una lógica expansiva y podrían empezarse a registrar grandes epidemias de violencia. Siempre es preferible la prevención y anticiparse pero también dada la falta de inteligencia, me refiero con esto a la recolección de información y su procesamiento analítico para adelantarte a problemas, que no lo veo, que al menos la reacción sea rápida, eficaz y contundente”.

3.- “Ha habido claramente un fracaso en términos de reducir la violencia. La Guardia Nacional, que pensamos que iba a ser un cuerpo que iba a enfrentar a estas milicias del crimen organizado no ha podido consolidarse y de hecho ha perdido -me parece a mí- la confianza del propio presidente y de los secretarios de la Sedena y de Marina. Y no está siendo utilizado para operativos de alto perfil, ha sido relegado un tanto a ver asuntos de delincuencia callejera y es el Ejército y la Armada los que están tratando de contener al crimen organizado de gran escala”.

Ana María Salazar

4.- “EU quiere prevenir el flujo de personas y drogas a su país, lo que México debería de preocuparse es que estas organizaciones no tengan control territorial, más allá del tema de tráfico de migrantes o estupefacientes, el tema para México es la capacidad bélica”.


5.- “Si uno analiza con detalle las propuestas a través de los últimos tres años, aún con la Guardia Nacional, hasta este momento (...) yo no he visto una estrategia que pueda darnos el camino de cómo piensa el presidente López Obrador reducir la violencia extrema, acotar la capacidad bélica de estas organizaciones criminales que son de las más violentas del mundo, las más peligrosas del mundo, y cómo asegurar que no continúen ganando control territorial en el país. Esa estrategia no se ve”.

6.- “Yo te diría que ‘Abrazos, no balazos’ para mí representa una invitación o a negociar o que el Estado está dispuesto a someterse ante las demandas de estas organizaciones criminales. Y esta frase, que se me hace tan terrible -no me estoy burlando, presidente, estoy diciendo lo terrible del uso de esta frase-, es como una invitación a las organizaciones criminales a seguir buscando control territorial, seguir buscando diferentes aspectos del negocio ilícito”.

Edna Jaime

7.- “Para lidiar con un fenómeno tan complejo, necesitamos muchas capacidades de Estado, decía yo que necesitamos no solamente a elementos del Ejército, o elementos de seguridad pública haciendo su ‘chamba’, sino el trabajo de otras instancias del Estado mexicano. Me parece que ocupa un lugar muy importante la persecución criminal”.

8.- “¿Cómo desmantelar redes criminales? A través de la investigación y persecución criminal, por eso es que a la Fiscalía General de la República (FGR) en el diseño se le había dotado de algunos diseños para que pudieran abandonar al viejo modelo”.

9.- “Hay dos posibilidades: que el presidente siga negando el problema y diga que nos falta poquito para pacificar al país o que asuma que esto puede derrumbar su proyecto, su legado, que tiene que tomar decisiones y acciones muy diferentes. Para que suceda esto segundo, el presidente López Obrador tendría que dejar de ser López Obrador, tendría que dejar de ser tan ideológico, sus preconcepciones sobre los temas, tendría que invitar a que participen en la solución de los problemas a otros actores, se tendría que dejar ayudar. Es retador para alguien que hemos visto de manera consistente que no le gusta hacer esto, retador, pero en esto se le va su proyecto, su reputación y el legado que deja a los mexicanos. Creo que hay bastantes incentivos para que tome cartas en el asunto”.