Wuhan, la ciudad donde se originó el coronavirus, pondrá fin al encierro en abril
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Wuhan, la ciudad donde se originó el coronavirus, pondrá fin al encierro en abril

COMPARTIR

···
menu-trigger

Wuhan, la ciudad donde se originó el coronavirus, pondrá fin al encierro en abril

bulletSi bien el número de muertos por la pandemia supera los 16 mil a nivel mundial, en la ciudad china las recuperaciones alcanzaron la cifra de 101 mil, según datos del Johns Hopkins Coronavirus Resource Center.

Bloomberg
23/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Wuhan, el punto de origen del nuevo coronavirus, levantará sus medidas de encierro el próximo 8 de abril.

Las personas en Wuhan podrán abandonar la ciudad y la provincia de Hubei, según un comunicado publicado este martes en el sitio web del gobierno local.

La reducción de las restricciones se da a conocer luego de que Hubei informó que las nuevas infecciones cayeron a cero el 19 de marzo, una caída dramática desde el apogeo de la epidemia

Si bien el número de muertos por la pandemia supera los 16 mil a nivel mundial, en la ciudad china las recuperaciones alcanzaron la cifra de 101 mil, de acuerdo con un recuento realizado por Johns Hopkins Coronavirus Resource Center citado por Bloomberg.

A nivel mundial se registran 374 mil 045 contagiados, siendo Italia el país con el mayor número de muertes (6 mil 077) hasta las 23:30 horas (tiempo de la Ciudad de México) de este lunes. En ese país el número de infectados es 63 mil 927.

Mientras que en China, los infectados suman 81 mil 093 casos y los fallecidos, 3 mil 270; seguido por España con 33 mil 089 infectados y 2 mil 182 muertos.

El presidente Xi Jinping ha estado proyectando confianza en que su gobierno ha detenido el brote en China. El 10 de marzo, Xi visitó Wuhan, la capital de Hubei, por primera vez desde que surgió la enfermedad. Pero dado que el virus está acelerando su propagación a nivel mundial y Europa ahora informa más casos que China, la segunda economía más grande del mundo tendrá dificultades para reanudar la actividad completa.

En diciembre de 2019, en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, China, se identificó el nuevo coronavirus, el cual fue llamado por la Organización Mundial de la Salud como SARS-CoV-2, debido a su estrecha relación con el SARS-CoV.

Después de que el brote de COVID-19 se convirtiera en emergencia nacional, el 23 de enero, China tomó medidas sin precedentes al aislar a Wuhan y las regiones circundantes, restringiendo los movimientos de 60 millones de personas en la provincia de Hubei a medida que las infecciones se descontrolaban.

Aunque la cuarentena de Hubei pudo haber evitado cientos de miles de casos, según la Organización Mundial de la Salud, impuso a los pacientes con coronavirus en la provincia a una tasa de mortalidad mucho más alta que en otras regiones.

A medida que los casos en Hubei se multiplicaron, los hospitales se vieron abrumados por los pacientes y la escasez de suministros, lo que los obligó a rechazar a las personas con otras enfermedades críticas.

Los funcionarios chinos se han estado moviendo para aliviar la cuarentena a medida que los nuevos casos locales cayeron a cero desde un máximo de 15 mil hace un mes. La semana pasada, Hubei comenzó a permitir que algunos residentes en áreas de bajo riesgo abandonaran la provincia para trabajar. Según los informes de los medios locales , las personas deben obtener una certificación de "código verde" que demuestre que gozan de buena salud para poder irse.

El mismo día de la visita de Xi a principios de este mes, todos los pacientes fueron dados de alta de los hospitales móviles en Wuhan construidos por el gobierno para poner en cuarentena y tratar a pacientes con síntomas leves cuando los hospitales se sobrecargaron de pacientes.

Sin embargo, China todavía tiene un largo camino de regreso a la recuperación, y existe el riesgo de que el patógeno altamente infeccioso pueda estallar nuevamente. A pesar de que los números de Hubei se han reducido a un solo dígito, China enfrenta otra preocupación a medida que los casos importados continúan aumentando en el país.

La economía de China se ha visto afectada por el brote y las medidas agresivas de contención. Las empresas en problemas como HNA Group han solicitado el rescate del Gobierno, mientras que China está relajando las reglas de financiamiento para mantener vivas a las millones de pequeñas empresas durante la crisis.