Mundo

Visones sacrificados por mutación de coronavirus 'regresan' a la superficie en Dinamarca

La aparición de los cuerpos de millones de estos animales ha despertado una nueva ola de críticas contra el Gobierno y la forma en que manejó este problema.

Millones de visones muertos arrojados a fosas comunes han vuelvo a aparecer en la superficie en Dinamarca, lo que ha provocado una nueva ola de acusaciones sobre la forma en que la nación nórdica está manejando la crisis.

Los animales, sacrificados a principios de noviembre después de que Dinamarca descubriera en ellos la presencia de una mutación del nuevo coronavirus que podría propagarse a los humanos y frustrar los esfuerzos globales en el desarrollo de una vacuna, ahora comenzaron a descomponerse.

El gas en sus cuerpos ahora está causando que el visón suba a la superficie, avivando los temores de contaminación.


La situación es el último traspié del Gobierno de Dinamarca, que fue criticado por el Parlamento por no consultar a la legislatura antes de ordenar a los agricultores que sacrificaran sus visones. Después de eso, el ministro a cargo se vio obligado a renunciar, pero la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, aún enfrenta cuestionamientos por su manejo del caso.

La lista de errores, como presuntos actos de crueldad debido a la naturaleza apresurada de la matanza, ha enojado incluso a miembros del propio partido Social Demócrata de Frederiksen.

Hans Christian Osterby, alcalde socialdemócrata de la ciudad de Holstebro, en el oeste de Dinamarca, afirmó que la forma en que fueron enterrados los visones fue "completamente incorrecta", en una entrevista con el canal TV2. También criticó a las autoridades por enterrar a los animales en su municipio, sin solicitar primero el consentimiento.

Las tumbas eran demasiado poco profundas y los animales muertos fueron colocados en lugares "donde no deberían estar", indicó.


"Esta decisión se tomó muy rápido y nosotros, como municipio, no hemos participado en absoluto", remarcó.

Frederik Waage, profesor de derecho en la Universidad del Sur de Dinamarca, dijo a Jyllands-Posten que es posible que el Gobierno se haya alejado de la ley al no buscar acuerdos con los municipios pertinentes antes de enterrar a los visones.

La Agencia de Protección Ambiental de Dinamarca indicó al periódico que las tumbas son legales sobre la base de la emergencia de la situación.