Violencia en Siria alarma a Irak y Líbano
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Violencia en Siria alarma a Irak y Líbano

COMPARTIR

···
Mundo

Violencia en Siria alarma a Irak y Líbano

20/06/2013
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Reuters

La vecina Irak advirtió que la guerra civil de Siria está destrozando Oriente Medio y el presidente de Líbano instó el jueves al movimiento de su país Hezbollah a retirar a sus combatientes del conflicto.

Después de dos años de combates que han provocado la muerte de más de 93,000 personas, los disturbios sirios están arrastrando a sus vecinos a una confrontación sangrienta entre el chií Irán que apoya al presidente Bashar al-Assad y países suníes del Golfo que respaldan a los rebeldes sirios.

Los insurgentes han sufrido una serie de reveses en el campo de batalla y están asediados en las afueras de Damasco mientras enfrentan un avance lento pero continuo de las fuerzas de Assad, que han comenzado a recuperar terreno.

En una señal de la devastación provocada por la guerra, la agencia de Naciones Unidas UNESCO puso los seis lugares declarados como patrimonio cultural en Siria en una lista de peligro de monumentos en riesgo, pidiendo esfuerzos
internacionales para protegerlos.

Tanto Irak como Líbano han sufrido una creciente violencia en sus países mientras el conflicto sirio se convierte en una guerra de poder.

"Irak está en la posición más difícil en esta revuelta regional y el conflicto en Siria se ha convertido en un conflicto regional desde todo punto de vista", dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari, a Reuters en una entrevista en Bagdad.

"Estamos haciendo lo mejor para mantener una posición neutral, pero las presiones son enormes y por cuánto tiempo podremos sostenerlo es realmente un tema de los desarrollos en Siria", agregó.

Con Rusia e Irán armando a las fuerzas del Gobierno de Assad y los combatientes libaneses de Hezbollah sumándose a la guerra en su nombre, las potencias occidentales acordaron en la última semana incrementar la ayuda a los rebeldes, principalmente suníes, que fueron expulsados de la estratégica ciudad de Qusair, al norte de Damasco.

Ministros de Relaciones Exteriores del grupo de naciones "Amigos de Siria", que respaldan a la oposición, tienen previsto reunirse el sábado en Qatar para discutir la asistencia para intentar ayudar al Ejército de Siria Libre a defender la ciudad norteña clave de Aleppo.

Esos países incluyen a Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Arabia Saudita, Turquía, Egipto y Qatar.

Las perspectivas rebeldes para revertir los avances de Assad en Damasco ahora dependen del apoyo al Ejército de sus patrocinadores occidentales y árabes.

En otra señal de que la violencia se está expandiendo en uno de los países más diversos de Oriente Medio, los rebeldes se han enfrentado a los kurdos en el noreste de Siria, dijeron fuentes de ambos lados.

La cifra de muertos de los combates y asesinatos en las últimas semanas ha sido de al menos 30 personas, con decenas de personas secuestradas.