Violencia en Egipto deja 50 muertos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Violencia en Egipto deja 50 muertos

COMPARTIR

···
menu-trigger
Mundo

Violencia en Egipto deja 50 muertos

bullet

28/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.


Reuters
 

Un hombre murió baleado en el quinto día de violencia en Egipto que ha dejado un saldo de 50 fallecidos y llevó al presidente islamista a declarar el estado de emergencia, en un intento por poner fin a una ola de agitación que sacude al mayor país del mundo árabe.
 
 
La política en Egipto se ha vuelto profundamente polarizada desde hace 2 años, cuando se desataron las revoluciones de la Primavera Arabe.
 

El llamado de Mursi a un diálogo para poner fin a la crisis fue rechazado por sus principales críticos. El líder había invitado a una gama de aliados islamistas, así como también a grupos de oposición liberales, izquierdistas y otros para discutir sobre la crisis.
 
 
Miles de manifestantes anti-Mursi salieron a las calles en El Cairo y otras ciudades para conmemorar el segundo aniversario de uno de los días más sangrientos en la revolución que se inició el 25 de enero del 2011 y que terminó con el gobierno de mano dura de Mubarak 18 días después.
 
 
La inestabilidad en Egipto ha causado preocupación en las capitales occidentales, donde a los funcionarios les inquieta la dirección que pueda tomar un actor regional clave que ha firmado un tratado de paz con Israel.
 
 
Estados Unidos condenó la violencia en Egipto y dijo que los hechos son inaceptables.
 
 
La agitación política ha sido exacerbada por la violencia en las calles vinculada con una resolución judicial que dictó la pena de muerte a hinchas de fútbol condenados por su participación en disturbios en un estadio hace un año.
 
 
"Queremos derribar al régimen y poner fin al Estado controlado por los Hermanos Musulmanes", dijo Ibrahim Eissa, un cocinero de 26 años, protegiendo su cara del gas lacrimógeno.
 

Mursi, que llegó a la presidencia impulsado por los Hermanos Musulmanes en elecciones en junio del 2012, ha pasado por una serie de crisis políticas y manifestaciones violentas, lo que ha complicado su tarea de mejorar la economía y prepararse para elecciones parlamentarias para cimentar la nueva democracia en unos pocos meses.