Mundo

'Vacunagates' por el mundo: expresidentes y secretarios se vacunan contra el COVID-19 en secreto

El caso más reciente de personas que se 'saltaron la fila' de vacunación se registró en Argentina, y provocó la renuncia del ministro de Salud.

Con el inicio del proceso de vacunación contra COVID-19 en México, se reportaron casos de directivos de hospitales o personal médico que no está en la primera línea de atención de la pandemia que se 'saltaron la fila' para recibir la dosis contra el nuevo coronavirus.

Pero esta situación no ha sido exclusiva de nuestro país: alrededor del mundo se han hecho conocidas denuncias contra funcionarios, políticos o periodistas han aprovechado sus 'palancas' para ser vacunados antes de tiempo.

Te presentamos algunos casos de 'Vacunagates' en otras naciones:

Argentina: Cómo una entrevista de radio provocó la renuncia del Ministro de Salud

Alberto Fernández, presidente argentino, despidió a su ministro de Salud en un intento de calmar los ánimos tras revelarse que aliados al Gobierno recibieron un acceso preferencial a las vacunas contra el virus SARS-CoV-2.

Ginés González García se vio obligado a dejar su cargo después de que el periodista Horacio Verbitsky dijera a una estación de radio que había recibido una vacuna en el Ministerio de Salud luego de una solicitud personal al ministro.

Esa información fue seguida después por Clarín, que señaló que otros aliados del gobierno también habían recibido vacunas antes de lo previsto.

Perú: expresidente participó, a escondidas, en un ensayo de vacunas

Martín Vizcarra, quien fue destituido como mandatario peruano en noviembre, confirmó que él y su esposa recibieron una dosis de la vacuna COVID de la farmacéutica china Sinopharm.

La ahora exministra de Salud de Perú, Pilar Mazzeti, aseguró en una comparecencia ante el Parlamento que desconocía que Vizcarra o su esposa formaran parte de los 12 mil voluntarios que se presentaron para el ensayo de fase 3 de la dosis.

La exfuncionaria, quien también fue inoculada en secreto, a principios de este mes prometió a los trabajadores de la salud que se iba a vacunar cuando todos ellos lo estuvieran.

El Gobierno peruano mandó a la fiscalía de ese país una lista con los nombres de 487 personas que se sospecha se inocularon antes de tiempo, que incluye a Elizabeth Astete, quien era la canciller.

La exfuncionaria admitió haberse vacunado en secreto justificando que "no podía darse el lujo de caer enferma".

España: mando militar se 'salta la fila'

El jefe del Estado Mayor, general Miguel Ángel Villarroya, renunció en enero después de que él y otros altos oficiales violaron los protocolos establecidos y recibieron la vacuna para el coronavirus antes de su turno.

La noticia fue dada a conocer por el portal El Confidencial Digital que reportó que Villarroya y otros altos oficiales en las fuerzas armadas habían recibido recientemente la primera dosis de la vacuna contra el virus SARS-CoV-2.

En España, los altos funcionarios del gobierno y otros no han recibido acceso preferencial a la vacuna, a diferencia de otros países europeos en los que estuvieron entre los primeros en vacunarse, alegando que era necesario alentar a la ciudadanía y dar el ejemplo.

Francia: el expresidente Sarkozy suma nuevo escándalo a su carrera

El expresidente francés Nicolas Sarkozy fue vacunado contra el nuevo coronavirus, dijo una fuente cercana al exlíder.

La persona, quien pidió no ser identificada, señaló que Sarkozy recibió la dosis bajo prescripción médica, reportó Radio Francia Internacional.

En Francia, actualmente solo se aplica la inyección contra el COVID-19 a las personas mayores de 75 años o más, aunque también se puede vacunar a miembros del personal sanitario y personas en los llamados 'grupos de riesgo', es decir, que padezcan afecciones médicas. Sarkozy tiene 66 años.

Las condiciones médicas que califican a los menores de 75 años para recibir la vacuna en la actualidad son solo las más graves, incluidos pacientes con cáncer o que recibieron algún trasplante.

Sarkozy enfrenta cargos de corrupción y tráfico de influencias en Francia por los que la fiscalía de ese país pide una pena de dos años de cárcel y otros dos exentos de cumplimiento.

Con información de AP y Bloomberg