La 'capa' de fallas que llevó a Irán a derribar (por error) el avión con 176 personas a bordo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

La 'capa' de fallas que llevó a Irán a derribar (por error) el avión con 176 personas a bordo

COMPARTIR

···
menu-trigger

La 'capa' de fallas que llevó a Irán a derribar (por error) el avión con 176 personas a bordo

bulletEntre las preguntas que quedan es por qué las autoridades permitieron que operaran vuelos civiles durante las tensas horas después de su ataque a las bases iraquíes.

bulletEntre las preguntas que quedan es por qué las autoridades permitieron que operaran vuelos civiles durante las tensas horas después de su ataque a las bases iraquíes.

Bloomberg / Alan Levin
12/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los detalles sobre por qué las fuerzas de defensa aérea de Irán confundieron un avión ucraniano con un misil siguen siendo turbios, pero una cosa está clara: se supone que las salvaguardas para operar misiles evitan ese tipo de identidad equivocada y todos fallaron.

El error, que mató a las 176 personas a bordo de un avión, es probablemente el resultado de múltiples capas de fallas, dijo Steven Zaloga, analista senior de sistemas de misiles en Grupo Teal.

"Hay muchos problemas potenciales aquí", indicó Zaloga. “Este incidente sugiere fuertemente que la metodología ha fallado y la tecnología también ha fallado. Debería haberse elaborado una metodología para prevenir el fratricidio", agregó.

Irán ha prometido llevar a cabo una investigación exhaustiva de lo sucedido y llevar a los "culpables" ante la justicia. Entre las preguntas que quedan es por qué las autoridades permitieron que operaran vuelos civiles durante las tensas horas después de su ataque a las bases iraquíes.

El vuelo 752 de Ukrainian International Airlines volaba de una manera muy diferente al misil con el que supuestamente fue confundido. Seguía el camino normal de salida desde el aeropuerto de Teherán y transmitía claramente su ubicación cuando fue derribado.

Si bien es un arma altamente efectiva contra amenazas de corto alcance, los misiles SA-15 Tor utilizados en el ataque del miércoles pasado tienen un sistema de guía diseñado para su uso en zonas de guerra y no pueden distinguir fácilmente entre aviones, misiles de crucero y otras aeronaves militares.

Como resultado, las naciones que despliegan el Tor generalmente los vinculan a un sistema de comando de defensa aérea más amplio capaz de rastrear aviones civiles, detalló Zaloga. En esas circunstancias, se supone que los soldados que operan misiles no deben dispararlos sin la aprobación de autoridades superiores.

El vuelo 752, un Boeing 737-800, transmitía su posición para radares civiles y el sistema de seguimiento de vuelo más nuevo que utiliza datos de posicionamiento global, según los datos publicados por FlightRadar24.

Si bien los radares del Tor podrían no haber podido discernir entre objetivos civiles y militares, otros sistemas en Irán estaban rastreando el avión y esa información debería estar disponible para los operadores de los misiles, abundó.

Irán ha ofrecido explicaciones cambiantes de por qué derribó el avión en la oscuridad previa al amanecer.

En un comunicado emitido el sábado temprano informó que el avión se había dirigido hacia una base militar.

La pista de FlightRadar24 para el Boeing 737-800 lo mostró volando con un perfil normal. Aproximadamente dos minutos después de despegar, giró levemente a la derecha, lo cual es típico para las salidas desde esa pista. Cuando subió a aproximadamente 7 mil 900 pies (2 mil 408 metros) de altitud, de repente dejó de transmitir su posición, muy probablemente porque sufrió daños por el misil.

Al menos otros dos aviones que partieron esa mañana siguieron caminos casi idénticos y varios otros volaron cerca, según los datos de la compañía .

"Incluso sin haber sido informado directamente de este vuelo, una tripulación del operador SAM debería haber podido identificar fácilmente que este patrón de vuelo y perfil de radar estaban completamente en desacuerdo con cualquier ataque de misiles o aviones de combate de los Estados Unidos", escribió Justin Bronk , un especialista en tecnología militar en el Royal United Services Institute de Gran Bretaña, en una publicación en el sitio web del grupo de expertos.

Una declaración posterior de Amir Ali Hajizadeh, comandante de la Fuerza Aeroespacial de Irán, señaló que el avión fue identificado como un misil.

Las versiones estadounidenses de esos drones autoguiados están diseñados para evitar la detección, a menudo volando a menos de 100 pies de la superficie, añadió Zaloga. El avión ucraniano estaba subiendo rápidamente y estaba varios miles de pies más arriba.

Se suponía que el operador de misiles debía obtener la aprobación antes de ordenar un ataque, pero las comunicaciones se interrumpieron y solo tuvo 10 segundos para decidir, añadió Hajizadeh.

A pesar de las críticas a las explicaciones de Irán sobre el ataque con misiles, algunos elogiaron al régimen por no intentar un encubrimiento más amplio.

"A pesar de dos días de negaciones, esta es una admisión admirablemente franca de culpa", dijo Bronk en un tweet. “Ayudará a evitar una mayor escalada con Occidente, ayudará a las familias de la víctima a llorar y evitará años de conspiración basura. Bien hecho", agregó.

El disparo aparentemente erróneo de misiles se produjo solo unas horas después de que Irán lanzó varios misiles balísticos en bases en Irak en las que las tropas estadounidenses estaban estacionadas y el sistema de defensa aérea de Irán estaba en alerta máxima. Un ataque estadounidense anterior en Irak que mató al máximo general iraní también aumentó las tensiones.

"Aceptamos toda la responsabilidad de esta acción y obedeceremos cualquier decisión tomada por las autoridades", dijo Hajizadeh.

La Organización de Aviación Civil de Irán, que inicialmente había negado rotundamente la participación de un misil, dijo que no había recibido ninguna información sobre el avión que fue derribado a pesar de las reiteradas solicitudes de información de las autoridades militares.

Entre las preguntas que también quedan es por qué las autoridades permitieron que operaran vuelos civiles durante las tensas horas después de su ataque contra las bases iraquíes.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, que había impuesto varias restricciones de vuelo a los transportistas estadounidenses en la región en los últimos meses a medida que aumentaban las tensiones, volvió a emitir esas advertencias antes del accidente de Teherán. La FAA se volvió más agresiva al emitir tales advertencias a raíz de la pérdida en 2014 del avión de Malaysian Airlines.

Existen relativamente pocos sistemas de misiles que operan en todo el mundo que sean lo suficientemente sofisticados como para derribar un avión y, por lo general, no se activan a menos que haya una amenaza inminente, dijo Zaloga. Pero el incidente de la semana pasada muestra que se necesitan mejores controles.

"Eso es algo que necesita ser discutido a nivel internacional", agregó Zaloga.

No fue el primer caso de identidad trágica equivocada. En 1988, un Irán Air Airbus SE A300 fue derribado por la Marina de Estados Unidos sobre el Golfo Pérsico, matando a 290 personas. Su tripulación confundió el avión con un avión de combate iraní. En 2014, un misil Buk de fabricación rusa derribó el vuelo 777 de Malaysia Airlines mientras volaba sobre el este de Ucrania, donde se producían combates entre los rebeldes y las fuerzas de ese país.

Los funcionarios iraníes pueden haber permitido que los vuelos continúen porque no querían señalar a EU que estaba involucrado en el ataque con misiles contra las bases iraquíes, dijo Zaloga.

El resultado puso a esos aviones en riesgo, dijo Simon Petersen, director de asuntos de defensa antimisiles en Terma A / S , en un tuit. "Así que, básicamente, todos los pasajeros de cada avión civil se utilizaron como escudos humanos", dijo.