Mundo

Un planeta que 'arde', cotización del agua en Wall Street y otros 'golpes' del cambio climático en 2020

Desde sequías e incendios hasta huracanes, polvo del Sahara y plagas de langostas... estos fueron los fenómenos que sorprendieron a los expertos, y que en algunos casos, batieron récords.

Líderes mundiales, científicos y diplomáticos han señalado que el panorama sobre el calentamiento global para mediados del siglo ya no es tan sombrío como lo era cuando se firmó el histórico Acuerdo de París en 2015, sin embargo, advierten que los impactos del mismo están ya azotando a la Tierra más que lo pronosticado.

Además, afirman que el uso de carbón, petróleo y gas natural que impulsan el cambio climático no está disminuyendo tanto como se necesita, pese a la existencia de fuentes renovables de energía más baratas.

En general, la humanidad aún lleva una tendencia negativa, y pese a que las medidas impuestas por la pandemia de COVID-19 desaceleraron la emisión de gases de efecto invernadero este año, solo fue de manera temporal y según científicos, tal reducción no generó un impacto significativo debido a la concentración de emisiones pasadas, por lo que el mundo aún podría estar en camino de un aumento 'catastrófico' de la temperatura superior a los 3 grados sobre los niveles preindustriales.


Más de 100 países -e incluso un mayor número de grandes compañías- han prometido conseguir cero emisiones de carbono para mediados del siglo, aunque el Acuerdo de París apunta más a objetivos hacia 2030. En paralelo, Estados Unidos, que durante la presidencia de Barack Obama fue clave en la elaboración del acuerdo, abandonó el pacto en noviembre, luego de constantes amenazas del presidente Trump.

EU es el segundo emisor de gases de efecto invernadero, detrás de China, y en este contexto, el presidente electo Joe Biden ha prometido que su país volverá a sumarse al acuerdo.

En el caso de nuestro país, México renunció a metas más ambiciosas en la cumbre celebrada en noviembre y mantiene el compromiso de que en 2030 las emisiones bajen un 22 por ciento y se reduzca el 51 por ciento de uso de carbono negro, sin embargo, expertos cuestionaron en 2019 la posibilidad de estas metas ante las nuevas políticas en materia energética del actual Gobierno federal.

Entre 2030 y 2050, se espera que el cambio climático cause aproximadamente 250 mil muertes adicionales por año, solo por desnutrición, malaria, diarrea y estrés por calor. Se estima que los costos de los daños directos a la salud oscilarán entre 2 y 4 mil millones de dólares al año para 2030.


A continuación, enlistamos algunos de los daños generados este 2020 por el impacto medioambiental :

Por miedo a la escasez, el agua ya cotiza en Wall Street

El agua se unió al oro, el petróleo y otras materias primas que se negocian en los mercados de Estados Unidos, poniendo énfasis en las preocupaciones de que el recurso natural pueda escasear en una mayor parte del mundo. Los futuros están vinculados al índice Nasdaq Veles California Water, que se inició hace dos años y mide el precio promedio ponderado por volumen del agua.

Las Naciones Unidas han advertido durante mucho tiempo que el cambio climático está provocando sequías graves y más inundaciones, lo que hace que la disponibilidad de agua sea cada vez menos predecible. Dos mil millones de personas viven ahora en naciones plagadas de problemas de agua, y casi dos tercios del mundo podrían enfrentar escasez de agua en solo cuatro años, dijo Tim McCourt, jefe global de índice de acciones y productos de inversión alternativa en CME.

"Es probable que el cambio climático, las sequías, el crecimiento de la población y la contaminación hagan que los problemas de escasez de agua y los precios sean un tema candente en los próximos años", dijo el director gerente y analista de RBC Capital Markets, Deane Dray.

El planeta está ‘ardiendo’

El 2020 será uno de los años más calurosos de la historia: las temperaturas globales entre enero y octubre fueron cerca de 1.2 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, lo que hace que este año esté en camino de ser uno de los tres más cálidos desde que se iniciaron los registros.

Esta década será la más calurosa de la que se tiene registro, y los seis años más cálidos han sido registrados a partir de 2015, según el último informe provisional sobre el estado del clima mundial elaborado por la Organización Meteorológica Mundial.

"En pocas palabras, el estado del planeta está roto (...) La humanidad está librando una guerra contra la naturaleza. Esto es suicida. La naturaleza siempre contraataca, y ya lo está haciendo con creciente fuerza y ​​furia", dijo el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres."Los incendios e inundaciones apocalípticas, los ciclones y los huracanes son cada vez más la nueva normalidad", agregó Guterres. Los desastres naturales le costaron al mundo un total de 150 mil millones de dólares el año pasado.

Gran Barrera de Coral alcanzó un nivel de conservación 'crítico'

El estado de conservación de la Gran Barrera de Coral australiana pasó desde un problema de "preocupación considerable" a nivel "crítico", alertó el informe publicado en noviembre de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés).

El documento explica que el arrecife sufre los efectos destructivos del calentamiento oceánico, la acidificación del agua y de condiciones meteorológicas extremas. Como resultado, se produce la decoloración del coral, algo que ocurre cuando la temperatura oceánica es demasiado elevada y las algas que expulsan los corales de sus tejidos hacen que estos pierdan su coloración original hasta llegar a un tono completamente blanco.

Los expertos advierten que la destrucción del arrecife -que sirve de hábitat para más de mil 500 especies de peces- acarrea, además, una caída en las poblaciones de algunas especies.

Te recomendamos:

Agujero en capa de ozono, uno de los más grandes en los últimos 15 años

El agujero en la capa de ozono sobre la Antártida aumentó a su mayor tamaño y a su nivel más profundo en años, informó en octubre el programa de observación de la Tierra de la Unión Europea.

Los expertos del Servicio Copernicus de Monitoreo de la Atmósfera pidieron que se redoblen los esfuerzos internacionales para garantizar que las naciones cumplan un acuerdo para eliminar gradualmente el uso de sustancias químicas.

Vincent-Henri Peuch, quien dirige el servicio, dijo en un comunicado que el agujero en la capa de ozono "definitivamente" era uno de los más grandes en los últimos 15 años.

Plaga de langostas

La región del Gran Cuerno de África fue testigo de una de las peores infestaciones de langostas del desierto a principios y finales de este año.

En mayo, otra plaga se instaló en Paraguay y después avanzó a diversas provincias de Argentina, llegando hasta territorio de Brasil, país que finalmente declaró emergencia sanitaria.

Las plagas aumentaron como resultado de la reproducción extensiva, el clima favorable y las lluvias, y se prevé que las poblaciones aumentarán aún más en los próximos meses. Una nube de un kilómetro cuadrado de estos insectos puede consumir la misma cantidad de alimentos que 35 mil personas.

Huracanes, un récord y una tragedia

Con 30 tormentas, la temporada de huracanes en el Atlántico superó la marca establecida en 2005, incluso se agotaron las opciones para nombrar a las tormentas, lo que hizo que los meteorólogos reconsideraran la manera de nombrar a las tormentas futuras.

Diez de esas tormentas se intensificaron rápidamente, volviéndose más peligrosas. Una docena tocó tierra en EU rompiendo el récord de nueve. Y Luisiana fue alcanzada cinco veces.

Las inundaciones cobraron la vida de casi 2 mil en India en junio y afectaron a 17 millones de personas. Otras inundaciones y deslizamientos de tierra en Nepal, Pakistán, Afganistán y nuevamente en la India dejaron al menos otros mil 250 muertos. Las inundaciones africanas mataron a casi 600 personas, mientras que las inundaciones a lo largo del río Yangtze y la presa de las Tres Gargantas en China provocaron al menos 300 decesos en el verano y provocaron pérdidas económicas de más de 15 mil millones de dólares, según la Organización Meteorológica Mundial.

Incendios no dan tregua

La terrible temporada de incendios en el estado de California asoló a más de cuatro millones de acres (1.62 millones de hectáreas) y se cobró la vida de más de 31 personas, informó a principios de octubre el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios del estado, Calfire.

Desde inicios de año, se registraron más de 8 mil 200 incendios forestales en California, destruyendo cerca de 8 mil 400 estructuras, indicó Calfire en un comunicado.

La cifra histórica de cuatro millones de acres es superior al tamaño de todo el estado de Connecticut, y supera a la registrada en el anterior año récord en California, en 2018, cuando ardieron más de 1.8 millones de acres.

La mayor tormenta de polvo del Sahara

El calentamiento global pudo haber provocado la mayor tormenta de polvo del Sahara de los últimos sesenta años que abrazó zonas del Caribe, Centroamérica, México y de EU.

"Es curioso que este fenómeno particular ocurra cuando se han registrado las mayores temperaturas en el noroeste de África. Es muy posible que el cambio climático y el calentamiento global afecten y aumenten la cantidad de polvo que se transporta a lo largo del planeta", le dijo a EFE Joseph Prospero, científico que lleva décadas estudiando este tipo de fenómenos

Aunque es un fenómeno natural, este año el polvo recorrió más de 5 mi km gracias a una serie de vientos provenientes de la Península Ibérica que trasladaron una gran concentración de partículas a "la capa del Sahara", situada a unos cuatro kilómetros de altura.

Dos tipos de partículas del polvo africano en gran concentración representan un problema para la salud de aquellos con problemas respiratorios crónicos y enfermedades cardíacas y puede incrementar la mortalidad en los mismos.

Durante la Cumbre sobre la Ambición Climática celebrada el 12 de diciembre, que coincidió con el 5º aniversario del Acuerdo de París, Antonio Guterres, secretario general de la ONU pidió a todas las naciones del mundo que declaren el Estado de Emergencia Climática hasta que se alcance la neutralidad de las emisiones de carbono.

La recuperación económica tras COVID-19, apunta la Organización de las Naciones Unidas, debería ser la oportunidad para cambiar el rumbo hacia un futuro más verde.

Con información de Bloomberg y AP*