Trump 'revive' al socialismo en su carrera rumbo a las elecciones de 2020
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump 'revive' al socialismo en su carrera rumbo a las elecciones de 2020

COMPARTIR

···
menu-trigger

Trump 'revive' al socialismo en su carrera rumbo a las elecciones de 2020

bulletEl presidente estadounidense retomó el discurso contra este modelo económico y su partido, el Republicano, tiene la mirada puesta en demócratas como Bernie Sanders, que promueve este tipo de ideología.

Bloomberg /Sahil Kapur
07/03/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Fiel a su marca de nacionalismo nostálgico, el presidente Donald Trump está reavivando una línea de ataque conservadora contra los demócratas que se remonta a varias generaciones: el socialismo está en marcha.

Las terribles advertencias de Trump de que Estados Unidos corre el riesgo de hundirse en el caos que envuelve a Venezuela si los demócratas logran su cometido han sido amplificadas por los republicanos en el Congreso y sus aliados, mientras el partido intenta revertir sus pérdidas en la Cámara y mantener el Senado y la Casa Blanca en 2020.

Los republicanos tienen 'puesta la mira' en el senador Bernie Sanders y en la representante Alexandria Ocasio-Cortez, dos estrellas de la izquierda que se han descrito como 'socialistas democráticos del tipo escandinavo'.

Si bien la mayoría de los candidatos demócratas a la Presidencia rechazan la etiqueta, los republicanos se la están pegando a las propuestas arrolladoras de muchos aspirantes para 2020, como el Nuevo Pacto Verde y la educación universitaria sin deudas.

La retórica de Trump tiene un tono conocido para muchos votantes mayores que vivieron las alarmas sobre el aumento del socialismo o el comunismo en la segunda mitad del siglo XX.

Con él, añade nuevos sabores a su cóctel de nostalgia de la década de 1950 y abarca sus llamados a revivir las minas de carbón, recuperar los empleos de manufactura y los aranceles para proteger a los estadounidenses del comercio.

Sin embargo, las encuestas muestran que los votantes generalmente apoyan algunos de los programas sociales liberales promovidos por los demócratas, incluso si rechazan la etiqueta que los conservadores les asignan.

Los demócratas califican los ataques de Trump como 'desesperados', y señalan que los republicanos consideraban que programas populares como la seguridad social también eran una pendiente resbaladiza hacia el socialismo.

“¡Es socialismo! ¡Es marxismo! ¡Son los bolcheviques! ”, declaró el senador demócrata Dick Durbin, burlándose de la retórica de Trump.

“No vamos a prohibir las políticas socialistas como la Seguridad Social, ¿o es Seguridad Socialista? ¿Cómo lo llaman los republicanos?". También afirmó que el presidente está "en modo campaña".

Saikat Chakrabarti, jefe de personal de Ocasio-Cortez, aseguró que el etiquetado muestra que los republicanos no tienen un buen argumento en contra.

“Cuando los republicanos no tienen qué atacar, simplemente comienzan a llamar a todo socialista. Llamaron a Medicare socialista. Llamaron socialista a la Seguridad Social", mencionó Chakrabarti en Bloomberg Television.

"Probablemente sea una buena señal, me refiero a que ambas cosas funcionaron bien, así que tal vez deberían seguir llamando a todo lo socialista". Y así lo hace Trump.

“Los legisladores demócratas ahora están adoptando el socialismo. Quieren reemplazar los derechos individuales con la dominación total del gobierno", comentó Trump el sábado pasado en la Conferencia Anual de Acción Política Conservadora fuera de Washington.

“El socialismo se trata de una sola cosa: se llama poder para la clase dominante. Eso es lo que es. Miren lo que está pasando en Venezuela y en muchos otros lugares".

En la década de 1930, numerosos congresistas del Partido Republicano predijeron que la Seguridad Social llevaría a la ruina. Daniel Reed, de Nueva York, advirtió que "se sentirá el látigo del dictador", según Arthur Schlesinger Jr. en su libro The Coming of the New Deal.

Hoy, los estadounidenses dicen que el programa vale lo que cuesta. Una encuesta de Pew Research Center en abril de 2017 encontró que solo 3 por ciento de los demócratas y 10 por ciento de los republicanos quieren reducir el gasto en la Seguridad Social.

"A menudo es el nombre de socialismo y esa evocación del totalitarismo, al estilo de la Unión Soviética en 1984, lo que realmente desanima a los estadounidenses", expuso Daniel Pout, instructor de política y estudios globales en la Universidad Estatal de Arizona.

Asegura que las propuestas de los candidatos demócratas para elevar el salario mínimo y garantizar la atención médica y otros beneficios "no son del todo socialistas, sino políticas de tipo bienestar más liberal comunes en todas las democracias occidentales".

Trump mismo ha adoptado el activismo estatal como una forma de proteger a las empresas estadounidenses del comercio exterior y un programa para distribuir subsidios a los agricultores perjudicados por su guerra comercial con China.

"Los partidarios de Trump, por ejemplo, también están pidiendo algún tipo de red de seguridad social", señaló Pout.

La línea entre eso y lo que quieren los demócratas "se debilita cuando comparamos esas políticas económicas", agregó.