Trump, la 'pieza faltante' en las conversaciones entre México y EU
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump, la 'pieza faltante' en las conversaciones entre México y EU

COMPARTIR

···

Trump, la 'pieza faltante' en las conversaciones entre México y EU

La delegación mexicana, encabezada por el canciller Ebrard, se ha mostrado optimista para llegar a un acuerdo con Washington, aunque la Casa Blanca ha sido vaga en lo que espera que México haga en materia de migración.

Bloomberg / Josh Wingrove y Erik Wasson
05/06/2019
Actualización 05/06/2019 - 15:02
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

México tiene grandes esperanzas de poder negociar un acuerdo durante la reunión de este miércoles miércoles en la Casa Blanca para aplacar a Donald Trump antes del inicio de su plan de imponer aranceles arrolladores. El problema es que el mandatario estadounidense no estará ahí.

En cambio, la delegación mexicana, encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, se reunirá con el vicepresidente, Mike Pence, el secretario de Estado, Michael Pompeo, y el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, para evitar los aranceles que comenzarán a regir el lunes próximo si México no toma medidas (no especificadas) para detener el flujo de migrantes y drogas ilegales a EU.

Aunque Ebrard tratará con algunas de las figuras más importantes e influyentes de la administración Trump, la ausencia del presidente arroja una sombra de incertidumbre sobre la reunión.

Trump ha demostrado una y otra vez que está dispuesto a pasar por encima de sus asesores si cree que han ido demasiado lejos, especialmente cuando se trata de aranceles y comercio.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este miércoles que es optimista de que las dos partes pueden llegar a un acuerdo. Ebrard ve un 80 por ciento de probabilidad de éxito, y celebrará una conferencia de prensa en Washington después de las conversaciones dirigidas por Pence.

Mientras tanto, Trump –en Europa esta semana para conmemorar el 75 aniversario del Día D– tuiteó que su amenaza arancelaria no era "un engaño".

"México puede detenerlos", comentó Trump sobre la migración y el contrabando de drogas durante una reunión con el primer ministro irlandés, Leo Varadkar. “De lo contrario no podremos hacer negocios; es muy sencillo. Creo que quieren llegar a un acuerdo y enviaron a sus mejores personas para intentarlo".

Hasta ahora, la Casa Blanca ha sido vaga acerca de lo que Trump, el autonombrado "hombre arancelario", espera que haga México para evitar los gravámenes.

Pero el asesor comercial de la Casa Blanca Peter Navarro ofreció lo que parecía una salva de apertura en las negociaciones este miércoles, diciendo que los aranceles podrían no tener que entrar en vigencia si México logra cumplir con tres condiciones, incluida la de mantener a los solicitantes de asilo en Estados Unidos en el país.

"Lo más importante es que el gobierno mexicano se quede con los solicitantes de asilo", señaló Navarro en una entrevista a Bloomberg TV en Washington.

El gobierno mexicano también podría impulsar la seguridad a lo largo de su frontera sur con Guatemala, así como poner más puntos de control y otras medidas en los autobuses y los trenes que transportan a los migrantes, explicó.

"Creemos que hoy será un buen día para EU y México", mencionó Navarro.

Trump ha amenazado con imponer un arancel gradual que iniciará en 5 por ciento sobre todas las importaciones mexicanas, y elevarlo mensualmente a 25 por ciento por ciento para octubre, a menos que México tome medidas para frenar la migración a través de su país y hacia Estados Unidos.

Pence ha fallado anteriormente como sustituto del presidente en negociaciones importantes. El vicepresidente dirigió las conversaciones con los demócratas en el Congreso a principios de este año para poner fin a un cierre del gobierno, solo para que Trump tuiteara más tarde que “no se ha avanzado mucho”.

Los legisladores republicanos se han pronunciado en contra de los aranceles a México y están presionando por un acuerdo. Los aranceles también ponen en peligro la actualización de Trump del TLCAN, un logro clave de su primer mandato.

El nuevo pacto comercial, llamado Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), ya estaba en riesgo de estancarse en el Congreso.