Trump intenta mantener presión sobre Venezuela, Maduro resiste
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump intenta mantener presión sobre Venezuela, Maduro resiste

COMPARTIR

···
menu-trigger

Trump intenta mantener presión sobre Venezuela, Maduro resiste

bulletCon un tono menos bélico que otros funcionarios, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que tienen muchas opciones abiertas.

Bloomberg /Justin Sink, Nick Wadhams y Alyza Sebenius
02/05/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente Donald Trump intentó mantener la presión sobre el líder venezolano, Nicolás Maduro, un día después de que un intento de la oposición para expulsarlo pareciese fracasar, pese a una crisis económica y humanitaria de varios años por la que millones de personas han huido del país rico en petróleo.

"Estamos haciendo todo lo que podemos, aparte de, ya sabe, lo máximo", dijo Trump en una entrevista telefónica el miércoles por la noche a la cadena Fox Business Network. “Hay personas a las que les gustaría tomar, que nosotros tomemos, las (medidas) máximas. Pero estamos, tenemos muchas opciones abiertas".

Al preguntarle cuáles eran esas opciones, respondió: "Bueno, algunas de ellas ni siquiera me gustaría mencionarlas porque son bastante difíciles".

No obstante, Trump parecía mostrar un tono menos belicoso que el de otros cargos de la Administración previamente en la jornada.

El secretario de Estado, Michael Pompeo, también habló con la cadena Fox Business Network previamente el miércoles y declaró: "La acción militar es posible; si eso es lo que se necesita, eso es lo que hará Estados Unidos".

Cargos de la Administración estadounidense han dicho reiteradamente que todas las opciones están sobre la mesa, pero ahora los principales líderes militares y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, se han sumado a Pompeo y dan más urgencia a ese mensaje al presionar a Rusia y Cuba para que dejen de ayudar al régimen de Maduro.

Pompeo atacó la credibilidad y lealtad de Maduro durante una entrevista con la CNN el martes, afirmando, al igual que Bolton, que el líder venezolano estaba preparado para abandonar el país hasta que el Gobierno ruso lo convenció de quedarse.

"Es un hecho constatado que el avión de Maduro estaba estacionado en la pista y él se estaba preparando para macharse", dijo Pompeo. "No es posible que Maduro pueda permanecer en un país que ha diezmado tanto".

La afirmación de Pompeo no se pudo verificar de manera independiente, y Trump pareció ponerla en duda el miércoles, tachando la información de "rumor".

“Si ese es el caso, no es aceptable", dijo Trump en la entrevista de Fox Business Network. “Se oyen muchos rumores de que se estaba marchando, se oyen rumores de que se estaba yendo de otra manera. Oigo rumores sobre Rusia y mucho sobre Cuba".

La postura de Pompeo fue recibida con un rechazo tajante del ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, quien le dijo a Pompeo en una llamada el miércoles que una intervención de Estados Unidos, y las amenazas contra el régimen de Maduro, constituyen una "grave violación del derecho internacional", según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. Medidas más agresivas por parte de Estados Unidos podrían resultar en "consecuencias más serias", señaló el ministerio en un comunicado.

Pompeo dijo a Lavrov que las medidas rusas y cubanas estaban desestabilizando a Venezuela, según el Departamento de Estado.

El último episodio en el colapso de Venezuela ocurrió el martes, cuando el líder de la oposición, Juan Guaidó, se dirigió a una base militar en Caracas junto con Leopoldo López, un preso político que aparentemente fue liberado de su arresto domiciliario. Ello suscitó esperanzas en Estados Unidos de que los altos mandos militares venezolanos estaban listos para cambiar de bando, algo que no sucedió.

Estados Unidos quiere que Rusia deje de apoyar a Maduro, señaló Bolton, quien agregó que la Administración Trump tiene "una confianza muy elevada" en las pruebas que muestran que los rusos convencieron a Maduro de que no abandonara Venezuela después de que Guaidó pidiera a los militares que se unieran a un levantamiento popular.

"Confío plenamente" en que Maduro no estará en el poder mucho más tiempo, dijo Bolton. Cada día, Venezuela vende menos petróleo a nivel internacional y pronto el Gobierno no podrá pagar a los miembros del servicio militar, dijo. Bolton repitió su afirmación de que entre 20 mil y 25 mil fuerzas de seguridad cubanas estaban en Venezuela y, si se iban, el Gobierno de Maduro colapsaría.

Trump ha apostado fuertemente por Guaidó, rechazando sus inclinaciones aislacionistas para reunir apoyo de aliados en torno al líder de la oposición como jefe de Estado legítimo del país. Pero el resultado de los enfrentamientos del martes -tras los que Maduro se quedó en Caracas y López solicitó asilo en la residencia del embajador de Chile- supuso un revés no solo para la oposición de Venezuela sino también a la credibilidad de la campaña de Estados Unidos.

El presidente Donald Trump amenazó con un embargo "total y completo" a Cuba y dijo que impondría "sanciones del más alto nivel" al país si continúa las operaciones militares en Venezuela.

"Sabemos que los matones organizados por Cuba, estas bandas de motociclistas que los cubanos han organizado, están protegiendo ciertos edificios, controlados por Maduro, no por el Ejército", dijo Bolton.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba negó en un tuit que fuerzas militares de su país se encontrasen en Venezuela. La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Mari a Zakharova, dijo el miércoles que la afirmación de Pompeo no era cierta. "Washington ha hecho todo lo posible por desmoralizar al Ejército venezolano y ahora usa falsedades como parte de una guerra de información", dijo a la CNN.