Mundo

Trump firma proyecto de ley que podría eliminar a compañías chinas de índices accionarios de EU

Si bien se aplica a cualquier empresa extranjera, los promotores del proyecto de ley han dicho que su objetivo era apuntar a China.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó este viernes un proyecto de ley que podría expulsar a las empresas chinas de las Bolsas estadounidenses, a menos que los reguladores de EU puedan revisar sus auditorías financieras, una medida que probablemente agravará aún más las tensiones entre los dos países.

La medida, que podría afectar a gigantes corporativos como Alibaba y Baidu, sirve como otro disparo de despedida en Beijing antes de que Trump deje el cargo en enero.

El presidente de EU ha criticado durante mucho tiempo a China por lo que llama prácticas comerciales desleales y ha impuesto aranceles a miles de millones de dólares en importaciones. Pero su retórica se agudizó este año cuando culpó a Beijing por la pandemia mundial de coronavirus, un tema central en su derrota electoral ante Joe Biden, ya que Trump fue ampliamente criticado por su manejo del brote.


El proyecto de ley obtuvo el apoyo de ambos partidos en la Cámara a principios de este mes luego de que lo aprobara fácilmente el Senado de Estados Unidos en mayo. Si bien se aplica a cualquier empresa extranjera, los promotores del proyecto han dicho que su objetivo era apuntar a China.

Las empresas chinas durante años han utilizado los mercados de capital estadounidenses y las finanzas basadas en dólares como un componente de financiación clave para hacer crecer sus negocios. Si bien la medida incluye un periodo de introducción gradual, con sanciones que se aplican después de tres años consecutivos de incumplimiento, podría imponer un daño real a las empresas chinas que no cumplan con los estándares de auditoría.

"La política de EU está permitiendo que China desobedezca las reglas que siguen las empresas estadounidenses, y es peligroso", dijo en un comunicado el senador republicano John Kennedy de Louisiana, uno de los principales patrocinadores de la nueva ley.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, dijo a los periodistas en Beijing después de la aprobación del proyecto de ley de la Cámara de Representantes que la nación asiática estaba "en contra de politizar la regulación de valores" e instó a la cooperación para proteger los derechos de los inversionistas.


"Socavará la confianza de los inversores globales en los mercados de capitales de EU; socavará la posición global de los mercados de capitales de EU; y dañará los intereses de EU", dijo Hua.

La firma de la ley por parte de Trump coronó una serie de medidas recientes contra China, incluidas directrices que limitarían las visas de viaje para 92 millones de miembros del Partido Comunista. Cualquiera de ellos con una visa de 10 años ahora la verá reducida a un mes.

El Departamento de Seguridad Nacional de EU ha dicho que los funcionarios de aduanas de los puertos estadounidenses confiscarían "los envíos que contienen algodón y productos de algodón procedentes" del Cuerpo de Producción y Construcción de Xinjiang, una entidad afiliada al ejército que es uno de los mayores productores de China. Esto sigue a una acción anterior de Estados Unidos contra la empresa que le prohíbe realizar cualquier transacción con empresas y ciudadanos estadounidenses.

Viernes sin cambios: Wall Street registra pérdidas, con un paquete de estímulos que aún no llega

Momento clave

La nueva ley marca un momento decisivo en una disputa de larga duración sobre la negativa de China a permitir que la Junta de Supervisión Contable de Empresas Públicas examine las auditorías de las empresas cuyas acciones se negocian en Estados Unidos. El requisito de las inspecciones por parte de la agencia, que se creó a raíz del escándalo contable de Enron, está destinado a prevenir el fraude y las irregularidades que podrían acabar con los accionistas.

Además de exigir a las empresas que permitan a los inspectores estadounidenses revisar sus auditorías financieras, la medida, introducida por Kennedy y el senador Chris Van Hollen, un demócrata de Maryland, exige que las empresas revelen si están bajo control del Gobierno.

Van Hollen dijo en un comunicado que el proyecto de ley protegería a las personas que "han sido engañadas con su dinero después de invertir en empresas chinas aparentemente legítimas que no están sujetas a los mismos estándares" que otras empresas públicas. "Este proyecto de ley endereza ese error, asegurando que todas las empresas en las bolsas de Estados Unidos cumplan con las mismas reglas", agregó.