Trump, el primer presidente de EU que asistirá en persona a la antiabortista 'Marcha por la Vida'
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump, el primer presidente de EU que asistirá en persona a la antiabortista 'Marcha por la Vida'

COMPARTIR

···
menu-trigger

Trump, el primer presidente de EU que asistirá en persona a la antiabortista 'Marcha por la Vida'

bulletEl mandatario de Estados Unidos ya ha dado antes discursos a los asistentes de la marcha, pero nunca ha asistido en persona.

Bloomberg / Justin Sink y Jordan Fabian
22/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Donald Trump se convertirá en el primer presidente de Estados Unidos en asistir en persona a la antiabortista 'Marcha por la Vida' que se llevará a cabo el viernes, esto mientras el mandatario intenta conseguir votos conservadores antes de las elecciones de noviembre.

El presidente de EU ha dado un discurso a los asistentes de la marcha en dos ocasiones, aunque ambas vía satelital desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca. En tanto, el vicepresidente de EU, Mike Pence, estuvo en la manifestación en persona y habló en ella el año pasado.

Trump anunció sus planes de asistir vía Twitter.

Los organizadores del evento, el cual se lleva a cabo cada año desde 1974, se dijeron emocionados por la decisión de Trump de asistir a la marcha junto a los manifestantes, quienes anualmente visitan el Capitolio para conmemorar el aniversario de la histórica decisión de 1973 (llamada Roe v. Wade) de la Corte Suprema que protegió el derecho al aborto.

"Será el primer presidente en la historia en asistir y estamos muy emocionados de que él experimente en persona lo apasionados que están nuestros manifestantes por la vida y la protección de los no nacidos", dijo Jeanne Mancini, presidenta de la 'Marcha por la Vida', en un comunicado.

El año pasado, Trump prometió que vetaría cualquier proyecto de ley que "debilitara la protección de la vida humana" en su discurso a la multitud. Consolidar el apoyo entre evangélicos y otros conservadores religiosos ha sido crucial para el mandatario estadounidense, y su asistencia a la marcha se produce cuando su campaña de reelección busca reunir partidarios.