Trump califica voto por correo como 'fraudulento', pero su equipo de campaña se apura para promoverlo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump califica voto por correo como 'fraudulento', pero su equipo de campaña se apura para promoverlo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Trump califica voto por correo como 'fraudulento', pero su equipo de campaña se apura para promoverlo

bulletLos republicanos parecen estarse quedando detrás de los demócratas sobre esta opción que aparece como una alternativa para evitar concentraciones y, así, evitar contagios del nuevo coronavirus.

AP
12/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Aunque el presidente Donald Trump afirma que el voto por correo es propicio para el fraude y los “tramposos”, su campaña para la reelección y los estados aliados están tratando de lanzar operativos para ayudar a sus electores a que depositen su voto de esa manera.

A través de su alianza con el Comité Nacional Republicano, la campaña del presidente está formando a voluntarios en los entresijos del voto por correo y en ausencia y enviando mensajes y correos electrónicos a sus partidarios para recordarles que envíen sus boletas.

Por ejemplo, en Wisconsin, que el próximo martes celebrará una elección especial para el Congreso, el equipo de Trump publicó la semana pasada un recordatorio en Twitter: “¡Pidan votar en ausencia hasta las 17:00 de ESTA NOCHE!".

En otros comicios, el mensaje habría sido visto como una iniciativa estándar para movilizar al electorado, pero en la era del COVID-19, señala un problema para los republicanos: ¿Cómo seguir el liderazgo de Trump y oponerse al voto por correo sin quedar por detrás de los demócratas, que están adoptando la práctica como la forma más segura de votar durante una pandemia?.

La respuesta de la campaña de Trump es continuar promocionando las opciones de voto por correo, aunque algunas de las fórmulas empleadas planteen dudas. La campaña enfatizó que su límite es una elección totalmente por correo, donde cada votante recibe automáticamente una boleta.

La práctica es “una invitación al fraude”, afirmó el vocero del equipo, Tim Murtaugh, en un comunicado, aunque los estados con voto por correo no han reportado fraude significativo.

“Aunque estamos totalmente en desacuerdo con el malintencionado intento demócrata de obtener más boletas por correo, tenemos una obligación para con nuestros votantes de informarles de cuál es la ley en su estado y de cuáles son sus opciones", añadió Murtaugh.

Esta postura se adopta en medio de indicios de que los republicanos podrían estar en desventaja a la hora de asegurar que sus votantes que se sientan inseguros en un centro de votación tengan fácil acceso a las opciones por correo.

Los demócratas llevaron a cabo una sólida campaña de votación en ausencia en las elecciones estatales del mes pasado en Wisconsin, y se impusieron en una disputada carrera a la Corte Suprema. El partido busca ahora replicar sus operaciones en una serie de primarias en junio con la vista puesta en las presidenciales de noviembre. Por otra parte, varios funcionarios de zonas demócratas han decidido facilitar el voto en ausencia. El gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, anunció el 8 de mayo que los 20.6 millones de electores del estado recibirán boletas por correo antes del día de los comicios.